El personal de limpieza se queja que las duras condiciones de trabajo incrementa el absentismo.

El absentismo de las mujeres de la limpieza alarma a la patronal

stop

Las limpiadoras culpan al exceso de trabajo y las condiciones cada vez más duras. Y la patronal señala a las empresas que aplican “la dictadura del precio”

Madrid, 14 de mayo de 2017 (20:55 CET)

Las oficinas y los edificios españoles están más sucios que antes de la crisis. Las empresas, las administraciones públicas y hasta los hospitales han realizado duros recortes que han tenido consecuencias visibles para cualquier trabajador.

La fregona no se pasa como antes, las papeleras no se vacían cada día y los turnos de limpieza cada vez son más especiados y, por la sobrecarga de trabajo –y tal vez otros motivos—, las trabajadoras tienen más bajas laborales y faltan más al trabajo.

La patronal de la limpieza está alarmada por el absentismo laboral en el sector. Un reciente informe de la Asociación de Mutuas de Empresas de Trabajo (Amat) asegura que casi 17.000 trabajadores de la limpieza no acudieron a sus puestos de trabajo ningún día en 2016. Se trata de una cifra muy elevada entre el casi medio millón de trabajadores que trabaja en empresas de limpieza en España. 

Los recortes

Las cifras de absentismo son muy superiores al resto de sectores y suponen un aumento del 53% del absentismo desde 2013, en plena crisis económica. La patronal Aspel no se atreve a señalar las diferentes razones aunque apunta al menos a una causa clara: las empresas han aplicado la “dictadura del precio”, es decir, recortes de entre el 25% y el 30%.

“Se ha detectado un absentismo muy elevado en los hospitales. En el Ramón y Cajal de Madrid sufren absentismo cercano al 20% y en los hospitales de Andalucía las cifras son aún más elevadas”, explicó a este diario Juan Díez de los Ríos, presidente de la Asociación Profesional de Empresas de la Limpieza (Aspel).

Las trabajadoras de la limpieza también achacan a las bajadas bruscas de los contratos buena parte de los problemas que afrontan las limpiadoras. “Hay menos personal para hacer turnos y las trabajadoras sufren más estrés y más lesiones”, explica Josefa Jiménez, representante de Comisiones Obreras.

Jiménez ha apoyado la lucha de las trabajadoras de la limpieza de Televisión Española que declararon la huelga de fregonas en noviembre pasado por la “sobreexplotación laboral”.

Acusó a Televisión Española de elaborar un contrato que no aportaba los recurso mínimos para ofrecer unas condiciones dignas a las trabajadoras. Esos meses unas ocho trabajadoras tenían que limpiar diariamente Torrespaña, dos edificios con seis plantas cada uno. “Sólo los informativos tienen 150 puestos, con sus 150 papeleras. No se da abasto”, explicó Purificación Marín del sindicato Somos Sindicalistas.

Pero las trabajadoras del sector, que reconocen un elevado nivel de absentismo, culpan a la empresas de no cubrir las bajas y de lucrarse al recibir el dinero de la baja de la Seguridad Social pero no hacer las sustituciones.

“Podrá tratarse de algún caso aislado pero no es lo que pasa en la mayoría de las empresas”, explica en presidente de la patronal.

Por debajo del precio de costes

La patronal asegura que ha llevado a los tribunales decenas de concursos públicos de limpieza porque los precios ofertados no cubren ni los costes operativos. Por este motivo, se ha obligado a Torrelodones y Pozuelo (Madrid) a relanzar sus contratos de limpieza. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad