Abengoa busca a la desesperada comprador para Bioetanol Galicia

stop

Restructura Abengoa Bioenergía, la filial propietaria de la planta, con una reducción de capital

Instalaciones de Bioetanol Galicia en la localidad coruñesa de Teixeiro,

en A Coruña, 27 de febrero de 2016 (01:17 CET)

Abengoa necesita desesperadamente liquidez. La situación de la empresa sevillana es tan delicada que ya empiezan a aflorar los problemas con el pago de las nóminas de los trabajadores. Ante este panorama, la compañía ha decidido empezar a escuchar ofertas por sus activos, entre ellos las instalaciones de Bioetanol Galicia.

Según fuentes del mercado, Abengoa ha puesto en el disparadero los activos de energía de primera generación, ya que requieren más inversión que las secciones de construcción e ingeniería. La planta del municipio coruñés de Curtis entra dentro de ese listado de propiedades en las que la sociedad, en preconcurso de acreedores, tiene previsto desinvertir para sanear su actividad.

Abierta a negociar

La compañía está dispuesta a escuchar ofertas por Bioetanol Galicia, así como por las otras instalaciones de primera generación, pero no informará de ningún movimiento hasta que la operación esté cerrada, apuntan estas mismas fuentes.

En la factoría de Teixeiro trabajan en la actualidad cerca de 90 personas y su actividad genera volúmenes de tráfico importantes, tanto por mar como por carretera, ya que buena parte de su producción se destina a la exportación.

Abengoa debe darse prisa si quiere sacar una buena tajada por la planta coruñesa. Una vez solicite el concurso, los ofertantes podrían tirar a la baja de los precios o beneficiarse de un escenario de importantes quitas. Los socios del grupo andaluz, en cualquier caso, tendrían preferencia. Incluso podrían ofertar antes de que la empresa llegue a esa situación para adelantarse a cualquier posible rival.

Reducción de capital

Mientras este proceso continúa abierto, la empresa propietaria de la planta de Coirós y de las otras 14 instalaciones que componen Abengoa Bioenergía, ha acometido una reducción de capital por un importe cercano a los tres millones de euros (2.915.650,00 euros).

La operación ha afectado de 58.313 acciones que la sociedad tenía en autocartera y que, vencido el plazo legal, ha decidido amortizar. De esta manera, incrementa el valor para los demás accionistas y fija el capital social en los 146,6 millones de euros.

El movimiento, recogido por el Boletín Oficial del Registro Mercantil en su edición de este jueves, se produce en un momento convulso, por lo que la compañía ha optado por reducir el número de participaciones en lugar de ponerlas en el mercado, en cuyo caso el beneficio hubiese sido menor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad