Abanca rescata a la patronal y adelanta el dinero de la Xunta

stop

El banco da un balón de oxígeno de 600.000 euros a la CEG, que podrá afrontar las nóminas de este mes

Antonio Dieter, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia

en A Coruña, 22 de julio de 2016 (02:27 CET)

Con media patronal pensando ya en el preconcurso de acreedores y el presidente, Antonio Dieter, sopesando dejar el cargo, Abanca ha dado un balón de oxígeno a la Confederación de Empresarios de Galicia.

No hay acuerdo respecto al plan de viabilidad, que no convence a tres de las confederaciones provinciales --Pontevedra, Lugo y Ourense-- y tampoco a la banca, por lo que la ampliación de la hipoteca de la sede de la patronal en 1,2 millones que prentedía Antonio Dieter se atascó.

600.000 euros para pagar lo urgente

El grupo de entidades financieras –Abanca, Santander, BBVA, Popular y Sabadell-- había exigido unidad en torno a la hoja de ruta y esta no existía en el seno de la patronal, pese a la escenificación del pasado viernes. En realidad, a parte de los bancos tampoco les gusta el plan de viabilidad.

En esta situación, el banco liderado por Juan Carlos Escotet, que tiene el 40% de la hipoteca, accedió a adelantar el pago de 600.000 euros que percibirá la Confederación de Empresarios de Galicia de la Xunta por la normativa de participación institucional.


Un parche temporal

Dieter había solicitado este adelanto a Feijóo, que se negó, y acabó pidiendo la mediación de la Xunta para convencer a los bancos. La inyección que recibe la patronal de Abanca sirve para afrontar los pagos inmediatos, como las nóminas a finales de este mes.

También da tiempo para intentar consensuar el plan de viabilidad y hacer las modificaciones necesarias para convencer a las entidades financieras. Pero es un pobre consuelo, pues los apuros económicos solo se arreglan a corto plazo.

Con la dimisión en la cabeza

El presidente sopesaba esta semana dejar su cargo ante el naufragio de las negociaciones, decisión que comunicaría este mismo viernes en junta directiva. Los frutos recogidos en las últimas horas mantienen la incógnita sobre el camino que seguirán Dieter y la patronal, obligados ahora a rehacer el plan de viabilidad.

Su marcha conllevaría la entrada de la CEG en preconcurso de acreedores, opción que una parte de las provinciales no ve con malos ojos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad