Abanca ingresaría 240 millones con la venta de la concesionaria de la AP-9

stop

La entidad gallega posee una participación del 23,8% en la firma de insfraestructuras controlada por el fondo norteamercano Corsair Capital, herencia de las antiguas cajas

Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Javier Etcheverría durante la presentación de resultados de Abanca

en A Coruña, 12 de julio de 2016 (00:51 CET)

A pesar de que aún es una operación en ciernes, el interés del grupo Globalvia por hacerse con el control del 45% de Itínere en manos de los minoritarios ha provocado que las entidades implicadas –Abanca, Sacyr y Liberbank– empiecen a tirar de calculadora para tantear lo que podrían ingresar con la venta de sus respectivas participaciones.

La entidad gallega, el principal accionista de Itinere por detrás del fondo norteamericano Corsair Capital, que ostenta el 54% del capital, controla un 23,8% del grupo. Su participación es una herencia de las antiguas cajas gallegas, y corresponde con el 12,20% que estaba en manos de NCG Corporación Industrial y el 11,6% que controlaba Caixanova Invest.

Fuentes próximas a la operación sitúan el valor de mercado de Itínere, descontando su deuda, que roda los 3.000 millones de euros, en el entorno de los 1.000 millones de euros. Si la oferta de Globalvia –la antigua compañía de concesiones de FCC y Bankia, actualmente en manos de los fondos de inversión USS, OPTrust y PGGM– se ajusta a dicha valoración, Abanca podría ingresar por su participación alrededor de 240 millones de euros.

No obstante, el neto de la operación sería mucho menor, ya que el banco de Juan Carlos Escotet financia también buena parte de la deuda que mantiene la compañía de infraestrucutras, a través por ejemplo de las emisiones de Audasa.

La 'niña bonita'

Precisamente Audasa, la firma que controla la autopista AP-9 entre Ferrol y la frontera portuguesa, cuya titularidad es objeto de deseo de la Xunta de Galicia y motivo de discusión continua con el Ministerio de Fomento, es la niña bonita de Itinere.

En sus cuentas anuales, Audasa destaca por encima de las otras cinco concesiones del grupo. Las autopista gallega supone el 50% de su facturación. De los 249,1 millones de volumen de negocio, la AP-9 aportó 127,7 millones, a los que hay que sumar los 13,5 de Autoestradas de Galicia, la otra concesionaria gallega, que incluye la vía de peaje entre A Coruña y Carballo (AG-55) y la que une Puxeiros y Val Miñor (AG-57).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad