Juan Carlos Escotet y Fernando Vidal, presidentes de Abanca y Deportivo de La Coruña

Abanca entra en el Dépor con un 'match ball' contra Tebas y Rubiales

Abanca se convierte en el nuevo dueño del Deportivo en unos días clave para el club en su lucha ante la RFEF por mantener su puesto en Segunda División

Abanca consuma la toma de control del Deportivo. La Junta General Extraordinaria que el conjunto herculino celebró este martes aprobó con más del 96% de los votos las propuestas impulsadas por el consejo de administración para que la entidad presidida por Juan Carlos Escotet canjee 35 millones de euros de deuda en acciones del club y se haga con el 78% de su capital.

El movimiento se produjo en una junta general extraordinaria que pese a discurrir más relajada que en las últimas ocasiones, se saldó con el cese del consejero Miguel Otero, que acusó al club de ocultar que, a su juicio, el verdadero pasivo es 20 millones de euros inferior a los 91 millones de euros que refleja sus cuentas, y entre la amenaza del que fuera asesor jurídico del club con Lendoiro, Germán Rodríguez Conchado, de llevar al club a los juzgados por esta situación.

Unir fuerzas por la permanencia

Dos sobresaltos que no impidieron que la cúpula del conjunto herculino y los casi dos centenares de accionistas presentes en Palexco (representantes del 42,8% del capital del Deportivo hasta este lunes) cerrasen filas tanto con un acuerdo con Abanca que Fernando Vidal presentó como vital para la viabilidad del club como para presentar batalla ante la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y hasta los tribunales para defender la permanencia del Deportivo en la categoría de plata del fútbol español.

“Estemos todos unidos”, recalcó, antes de insistir en que el club irá “hasta el final. Es algo que llevo diciendo desde el pasado lunes. Nos asiste la razón y las instituciones están con nosotros ante este atropello”, ha apuntado Vidal. “La última jornada hay que disputarla con todos los partidos a la misma hora. No sé si la justicia es descender al Fuenlabrada o parar la competición de manera provisional”, ha explicado, antes de asegurar que prevé que “habrá una primera resolución rápida para poder jugar el playoff y otra más hacia principios de la próxima semana con el tema más completo”.

El sonoro silencio de la Federación

La pelota se encuentra en estos momentos en el tejado de la RFEF. La institución presidida por Luis Rubiales, que mantiene un sonado enfrentamiento con Javier Tebas, tomó la controvertida decisión de suspender solo el encuentro entre el Deportivo y el Fuenlabrada tras reunirse de urgencia en horas antes del partido con la LFP y el Consejo Superior de Deportes (CSD) y, hasta ahora, ha optado por la ley del silencio. No así la Liga, que en boca de su presidente, Javier Tebas, llegó a decir el día siguiente a la suspensión del partido que “evidentemente no se iba a suspender la jornada” para este domingo ir más allá y dar por suspendido definitivamente el partido tras una supuesta renuncia del Fuenlabrada al playoff que luego no resultó ser tal.

La falta de declaraciones oficiales por parte de representantes de la RFEF contrasta también con el del CSD, que arremetió a través de un comunicado contra la gestión del Caso Fuenlabrada por parte de Javier Tebas, al asegurar que el Fuenlabrada “no debió viajar” a A Coruña, que el conjunto madrileño debía haber aislado a sus jugadores y esperar por los resultados de las pruebas PCR del pasado lunes antes de emprender el viaje a la ciudad herculina, y dejaba caer un mensaje entre líneas. La decisión de suspender el Deportivo-Fuenlabrada “fue la decisión correcta”, para luego matizar que fue así de acuerdo a “la información de que se disponía en ese momento”, deslizando su malestar por la ausencia de comunicación de la Liga, que, a diferencia de CSD, RFEF y las autoridades sanitarias, sabía del primer positivo detectado el sábado, de los tres nuevos casos registrados el domingo y que el Fuenlabrada viajaba sin médico pese a que es obligatorio para la disputa del partido.

Citan a declarar a4 miembros del Fuenlabrada

Hasta ahora el único mensaje oficial sobre el Caso Fuenlabrada que ha emitido la Federación es la comunicación de la apertura de un expediente por parte del Comité de Competición ante la denuncia de clubes como el Deportivo por “posibles incumplimientos del código disciplinario de la RFEF”. Es por ello que el juez instructor del Comité de Competición, Ricardo Esteban Díaz Sánchez, ha citado a declarar este miércoles a cuatro miembros del Fuenlabrada para conocer si el club puede ser declarado culpable de alguna infracción que pudiese provocar incluso el descenso administrativo.

El médico del club, Juan Manuel Blanco; el futbolista Hugo Fraile y su agente, el verinés Rodrigo Fernández Lovelle; el entrenador del Fuenlabrada, José Ramón Sandoval; y el presidente del conjunto madrileño, Jonathan Praena están citados a declarar por vía telemática este miércoles después de que el juez instructor de la RFEF haya decidido mover ficha y solicitar informes de manera urgente tanto al responsable de seguridad del Fuenlabrada; al Hotel NH Collection Finisterre, para saber si fue avisado de los positivos detectados previamente en el Fuenlabrada antes de su viaje; Iberia, para conocer si fue avisada de los casos y cómo fue la polémica tramitación del adelanto del vuelo de regreso a Madrid realizado por la Liga antes de saber si el partido había sido suspendido).

La decisión del Comité de Competición, que podría paralizar el descenso del Deportivo o incluso castigar con el descenso de categoría al Fuenlabrada en una decisión que implicaría la salvación del Dépor, se erigen como la primera bola de partido para Abanca con el Deportivo, que se arriesga a perder más de la mitad de su facturación en caso de descenso a la categoría de bronce.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad