Abanca desembarca en el centro de Oporto con su nuevo modelo de oficina

stop

El banco gallego busca reforzar su presencia comercial en la segunda ciudad de Portugal y mejorar al mismo tiempo la experiencia del cliente

Juan Carlos Escotet y Francisco Botas en una de las nuevas oficinas de Abanca

en A Coruña, 09 de mayo de 2016 (22:28 CET)

Abanca se prepara para hacer las maletas en Oporto. El próximo mes de septiembre cerrará las puertas de su oficina de la avenida Marechal Gomes da Costa, una vía algo apartada del centro y de las principales zonas de trásito, para estrenar sucursal en la avenida de Boavista, ya con el nuevo diseño de la entidad.

Este cambio de aires servirá, por un lado, para reforzar la presencia comercial de Abanca en la segunda ciudad del país y, al mismo tiempo, para mejorar la experiencia del cliente, gracias a la introducción de las últimas mejoras en diseño y tecnología que contempla el novedoso modelo de oficina implementado por el banco gallego.
 
El local elegido, un bajo en alquiler de 300 metros cuadrados, está en pleno centro de la ciudad y en él trabajarán 10 de los 45 empleados de oficinas con los que cuenta en el país vecino. Desde Abanca todavía no tienen decidido el uso que le darán, una vez se produzca el traslado, al inmueble en propiedad que ocupa actualmente su sucursal.

Pensada para el cliente

La de Oporto será la primera oficina de Portugal con el nuevo diseño. El banco gallego tiene previsto invertir 121 millones de euros para extenderlo a toda su red en el plazo de tres años. Con ello, buscan mejorar la experiencia del cliente y ofrecer una atención lo más adaptada posible a su perfil.

La nueva sucursal, siguiendo este modelo, se caracterizará por sus espacios abiertos y sin barreras y dos zonas diferenciadas, una para gestiones de efectivo y otra de asesoramiento, todo ello rodeado de un fuerte componente tecnológico para dotar de mayor eficacia a todas las gestiones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad