Protesta de los trabajadores de Povisa en Santiago / E.P.

A la Xunta le crecen los líos: la plantilla quiere que absorba Povisa

El comité pide al Sergas que paralice la venta del hospital a Ribera Salud y que lo compre, ya que el 90% de sus pacientes proceden de la sanidad pública

El comité de empresa de Povisa mueve ficha ante su inminente venta al grupo Ribera Salud. Los representantes de los trabajadores han exigido que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) tome las riendas del centro hospitalario al considerar que “no tiene sentido” que pase a ser “otra empresa privada” la dueña del recinto.

Según la portavoz del comité de empresa, Chus Neira (CIG), la Xunta debería absorber Povisa, ya que el “90%” de sus pacientes proceden de la sanidad pública. Además, ha mostrado la preocupación que existe entre los trabajadores por la “estabilidad” laboral futura una vez que el grupo Ribera Salud (controlado por el fondo estadounidense Centene) tome las riendas del centro vigués.

Reunión con la Xunta

Chus Neira también ha revelado que los trabajadores de Povisa han mantenido diferentes asambles en las que se ha acordado solicitar reuniones con la Xunta para abordar los detalles de la posible venta al grupo Ribera Salud y analizar en qué situación se quedaría la plantilla.

"Si no hay contestación de estas entidades nos presentaremos en el Sergas para exigir explicaciones de por qué permiten la venta a terceros", ha asegurado Neira.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad