José María Castellano, exconsejero delegado de Inditex y máximo accionista de Millenium Hotels

A Greenalia se le queda pequeño el MAB con la llegada de Castellano

Aunque desde Greenalia indican que, en este momento, el salto al mercado continuo no está en agenda, José María Castellano es un experto en salidas a bolsa

Inditex, Fadesa, Millenium Hoteles... José María Castellano, histórico empresario gallego, puede presumir en su curriculum de haber sido pieza clave en la salida a bolsa de grandes compañías españolas. Cuentan que esa también era la hoja de ruta que tenía para la malograda Novagalicia Banco, la heredera de las cajas gallegas, luego transformada en la sólida Abanca tras un proceso de puja impulsado por FROB. Ahora, quien fue vicepresidente y consejero delegado de la multinacional textil que sustenta a Zara, ha entrado en el capital y en el consejo de administración de Greenalia, firma coruñesa de energía renovable que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), siendo la empresa en expansión con mayor capitalización: 225 millones de euros alcanzados este jueves tras cerrar la sesión con una subida de un 9,2% y la acción a un precio de 10,6 euros.

El ascenso de Greenalia está directamente relacionado con el anuncio hecho por la compañía de que el histórico empresario se ha hecho con un 5,18% de los títulos de energética a cambio de 12,4 millones de euros. Con esta incorporación, explica la firma presidida por Manuel García (que continúa siendo el máximo accionista), "Greenalia suma un nuevo e importante apoyo en materia de gestión y experiencia financiera de grandes corporaciones y refuerza su estrategia y solidez empresarial". Castellano desembarca en la firma coruñesa justo cuando esta pretende zambullirse en el mercado de la eólica marina, cuyos proyectos requieren un desembolso considerablemente mayor que el que se realiza en los parques eólicos convencionales.

Con estos ingredientes, ¿cabe pensar que el desembarco de Castellano tiene algo que ver con el deseo de la compañía de saltar del MAB al mercado continuo?

El continuo, un deseo reconocido

Consultada por este medio, fuentes de Greenalia aseguran que, por lo menos en lo inmediato, esa posibilidad "no está en agenda". Eso sí, si bien no se prevé la entrada de nuevos socios, la irrupción de Castellano, de reconocido prestigio empresarial, se enmarca dentro de un proceso de captación financiera, teniendo en cuenta el mayor reto económico que supone el salto a la eólica marina (ahora mismo, la firma tramita la instalación del primer parque de estas características en España, que se ubicará en el mar de Canarias, en San Bartolomé de Tirajana, en Las Palmas).

Si bien es cierto que desde la firma coruñesa rechazan que la entrada de Castellano tenga que ver con planes de salto a corto plazo al mercado continuo, también lo es que la compañía herculina nunca ha escondido ese deseo de ascenso. A finales de 2018, Greenalia abordó una junta general extraordinaria de accionistas donde, entre otros puntos, se autorizó a su CEO, Manuel García, a realizar cuantas gestiones fueran necesarias "para la posible salida de la sociedad al mercado continuo para un periodo no superior a los 5 años". Posteriormente, en una entrevista publicada por El Economista en abril de 2019, su director financiero, Antonio Fernández-Montells, ahondaba en la idea de que el paso al continuo es un objetivo de la empresa. "Creemos que ocurrirá en una horquilla realista de los próximos 12 a 24 meses", dijo. Eso sí, en aquella altura, la pandemia del Covid-19, que ha trastocado el mercado mundial este 2020, no era ni siquiera una posibilidad.

Greenalia cerró el ejercicio 2019 con una facturación de 41,6 millones de euros, (un 13,2% más) y un ebitda de 3,48 millones ( un incremento del 38,1%). Con una deuda a corto plazo de 21,4 millones de euros, solo la deuda a largo plazo solo con entidades bancarias se incrementó en 52,2 millones de euros solo el pasado ejercicio, fundamentalmente por los nuevos proyectos como la planta de biomasa de Curtis. Los resultados de la compañía así como su capitalización hacen que su salto al continuo sea posible, si bien necesitaría contar con un free float del 25%, estando el actual cercano a un 10%.

De Millenium a Bimba y Lola

Lo cierto es que la experiencia de Castellano en la salida a bolsa de empresas no solo es conocida, sino que ha hecho que en los últimos años recalase en distintas compañías de diversos sectores. A través de su vehículo de inversión Alazady Espana, el empresario posee un 5,6% de Millenium Hoteles Real Estate, socimi que se incorporó al MAB en julio del pasado año. Hace tan solo unas semanas que el presidente de esta compañía, Javier Illán, manifestó que el salto de la firma al mercado continuo sigue en su horizonte y prevé abordarlo entre 2021 y principios de 2022. Con ese objetivo y a pesar del coronavirus, la empresa mantiene sus planes de cerrar una doble ampliación de capital con la que prevé levantar 400 millones de euros. De llevarse a cabo, la capitalización de la compañía rondará los 500 millones de euros, el límite permitido por el MAB para las empresas que cotizan en su parqué.

También el pasado enero se hizo pública la entrada de Castellano en el consejo de otra empresa gallega de renombre. En este caso, de vuelta al textil: Bimba y Lola, la firma de moda de las hermanas Uxía y María Domínguez. Aunque la compañía nunca ha querido manifestarse al respecto, la incorporación del directivo enseguida hizo pensar en su entrada a bolsa (Adolfo Domínguez cotiza desde el año 1997). La teoría cobró peso al entrar también en el máximo órgano de administración Eva Hernando, socia responsable del área mercantil de Grant Thornton en Galicia, firma especializada en servicios de auditoría y que ha colaborado en las en las salidas a bolsa de la biotecnológica Oryzon Genomics o las socimis Doalca o Jaba I.

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad