A Coruña tiene la llave del próximo presidente de la patronal

stop

La fragmentación de los apoyos en las provincias del sur, que están impulsando hasta tres candidaturas, hará decisivo el respaldo de los empresarios coruñeses

Antonio Fontenla, Fernández Alvariño y Pérez Canal

en A Coruña, 12 de noviembre de 2015 (03:26 CET)

Los empresarios continúan moviéndose entre bambalinas para posicionarse de cara a las próximas elecciones de la Confederación de Empresarios de Galicia, que José Manuel Fernández Alvariño pretende convocar para el 15 de enero. Nadie ha presentado su candidatura al sillón más elevado de la patronal, pero ya se identifica una apuesta firme en José Manuel Pérez Canal, presidente de los empresarios ourensanos y CEO de Aceites Abril.

Pérez Canal sonó en verano para hacerse con los mandos de la CEG en relevo de Fernández Alvariño, que ya aquejaba entonces la falta de apoyos que acabó forzando el adelanto electoral. En aquella ocasión, al empresario ourensano lo respaldó Jaime Luis López Vázquez, secretario de la Confederación de Lugo, y lo rechazó Antonio Fontenla, presidente de la de A Coruña.

Los movimientos de Alvariño

Las posturas no se han movido desde entonces, y aunque el líder de la provincial de Ourense pueda concitar el apoyo de dos patronales, la ourensana y la de Lugo, la fragmentanción de los votos en el sur puede jugarle una mala pasada. Primero, porque en su propia casa lidia con un sector crítico, cuya cabeza visible fue el presidente de la Asociación de Empresas de Formación de Ourense, Antonio Diéter, cuyo nombre también se baraja como candidato a presidir la CEG.

Y en segundo lugar, porque Fernández Alvariño también hace movimientos para intentar cuajar una candidatura afín. Pudo ser la de Juan Manuel Vieites, amigo suyo de la infancia, pero el secretario de Anfaco se autodescartó. Al presidente saliente lo apoyan Javier Garrido Valenzuela --ex presidente del Club Financiero-- y Jorge Cebreiros, presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra. Un problema para Pérez Canal, que podría contar con esos apoyos si la lista de Alvariño no se cruza por el medio. Cebreiros se mantuvo en todo momento del lado del presidente de la patronal hasta la convocatoria de elecciones, el presidente de los empresarios de Ourense fue el último en desmarcarse.

El candidato tapado

Todavía habría un tercer movimiento en las provincias del sur, aunque con ramificaciones en A Coruña. Las sectoriales que conformaron el sector crítico con Fernández Alvariño, cuyo tendrón más fuerte se sitúa en Pontevedra --donde también cargaron contra Jorge Cebreiros-- impulsarán previsiblemente a su propio candidato.

Este grupo de empresarios considera que se debe romper totalmente con la última etapa de la CEG y ofrecer una propuesta renovada, con caras nuevas. Esto excluye el apoyo a Pérez Canal, que fue uno de los respaldos que mantuvo Fernández Alvariño hasta última hora.

¿Que hará Fontenla?

La división actual en Ourense y Pontevedra, deja la pelota en el tejado de A Coruña, cuya posición se antoja ya a estas alturas decisiva. Antonio Fontenla manifestó que no se presentaría y que tampoco impulsaría una candidatura desde tierras coruñesas.El entorno de Pérez Canal lo tanteó para intentar sumar su apoyo, pero el empresario coruñés se mostró reacio.

Sus opciones pasan por hacer frente con las sectoriales más críticas con Alvariño, que no parece sencillo, o cambiar de idea y promover un candidato coruñés. En ambos casos, las fuerzas quedarían muy divididas. La única alternativa buena para el candidato de Ourense es que A Coruña quede en tierra de nadie y no se conforme una lista lo bastante fuerte como para hacerle frente. Las calculadoras echan humo en etapa electoral y nadie quiere presentarse y salir escaldado.

Un único candidato en las urnas no es un mensaje que vea con malos ojos una buena parte del empresariado tras la etapa convulsa del último año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad