A Coruña recupera su prisión un día antes del aniversario de 'Proxecto Cárcere'

stop

La plataforma que peleó durante seis años por la recuperación del espacio celebra este jueves su aniversario, un día después del pacto de cesión por dos años que alcanzaron Interior y Concello

Vista de la antigua prisión provincial de A Coruña

en A Coruña, 30 de noviembre de 2016 (22:40 CET)

El Concello da Coruña ha logrado la cesión de la antigua cárcel provincial, infraestructura ubicada en las proximidades de la Torre de Hércules. El emblemático espacio, que fue prisión franquista y posteriormente centro de inserción social, está cerrado desde 2009.

El acuerdo permite al Concello un uso gratuito de las instalaciones. Podrá disponer del inmueble para actividades culturales o sociocomunitarias. La propuesta de convenio, que será validada por la Junta de Gobierno Local, establece un plazo de vigencia de dos años, prorrogable de forma anual, y fija una contribución económica de hasta 150.000 euros de cada una de las partes para las obras de conservación y mantenimiento esenciales.

Proxecto Cárcere

El acuerdo se hace público un día antes de que Proxecto Cárcere celebre su sexto aniversario en la Fundación Luis Seoane. Es la plataforma que más ha peleado por la recuperación del espacio, recogiendo decenas de propuestas, confeccionando un plan de viabilidad y con la organización de eventos en la antigua prisión.

Su fundación fue en noviembre de 2010. Desde entonces reivindicó "tranformar un espacio de represión en otro representativo de la convivencia". Su propuesta pasa por dar contenido al espacio con fórmulas participativas que den capacidad de decisión a asociaciones culturales, vecinales, sociales y educativos. El colectivo celebraba la noticia desde sus redes sociales.



El convenio de Francisco Vázquez

La cesión del espacio es solamente eso, una cesión. Sobre la prisión pesa un convenio firmado por el ex alcalde Francisco Vázquez en 2005 y que obliga al Concello a pagar 1,2 millones si quiere recuperar el edificio.

Este convenio fue puesto en duda por el Consello Consultivo y desembocó en un litigio que llegó hasta la Audiencia Nacional. Interior pugna por no devolver gratuitamente un espacio sin uso que le ocasionaba gastos y que se deterioraba por momentos. Tampoco ahora lo devuelve, pero abre la puerta a una solución negociada y a dar un uso social al inmueble.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad