Trabajadoras de la conservera Calvo

A contracorriente: Gadis, Calvo y Povisa contratan en plena pandemia

Los grupos vinculados a la alimentación aguantan la plantilla o contratan; muchas conserveras y pesqueras han recurrido a temporales

La parálisis económica que deja la pandemia en Galicia, con 34.000 empresas aplicando ERTEs y casi 205.000 trabajadores afectados, tiene su contrapunto en las firmas que están logrando resistir el impacto del coronavirus, no solo evitando acudir a los expedientes de regulación temporal, sino incluso reforzando su plantilla para incrementar la actividad.

La mayoría de casos se ubican en los sectores vinculados a la alimentación, a pesar del cierre de bares y restaurantes, pues no por estar confinados las familias dejan de comer. El incremento de la demanda en los supermercados se notó claramente en marzo y se normalizó durante el mes de abril.

Calvo contrata, Jealsa reduce plantilla

La conservera Calvo contrató el mes pasado a 50 personas para su planta de Carballo, sede del grupo que dirige Mané Calvo. Con la incorporación de personal, la compañía añadió un turno de fin de semana a su ritmo de trabajo para responder así al incremento de la demanda y también a la necesidad de abastecer al mercado italiano, donde opera con la firma Nostromo.

El sector de la conserva está trabajando a ritmo elevado durante la pandemia. Según fuentes sindicales, empresas como Albo u Orbe han reforzado la plantilla, bien a través de empresas de trabajo temporal o con contratos eventuales. Jealsa, por su parte, habría reducido en torno a 500 trabajadores su plantilla para poder operar con seguridad y otpimizar las medidas de prevención contra el coronavirus.

Nueva Pescanova no ha incrementado la plantilla. Al menos no directamente. La pesquera, ahora controlada por Abanca, sí que ha reforzado su colaboración con Micofer, una de las firmas que tradicionalmente abastece de trabajadores al grupo, lo que le ha permitido aumentar en torno a un 5% el personal, sobre todo en la nave de O Porriño, según las mismas fuentes.

Gadisa y Povisa se refuerzan

Mientras los grandes grupos lácteos gallegos, Leche Río y Clun, mantienen estable la plantilla, en el sector de la distribución alimentaria sí que ha aumentado el personal. Gadisa capitanearía la contratación para su centro de distribución de Betanzos y la red de tiendas. Froiz, por su parte, mantiene estable su plantilla aunque incorporando algunas personas de su lista de contratación a las tiendas, es decir, trabajadores que ya habían estado en la empresa como eventuales, informan en CCOO.

Povisa, el mayor hospital privado de Galicia, también contrató durante la pandemia. Ribera Salud, el nuevo dueño tras comprar las instalaciones al empresario José Silveira, incorporó 448 profesionales para todos sus centros en España desde que arrancó la crisis del Covid-19. De estos, 40 fueron para el hospital vigués. El personal contratado incluye tanto a médicos y enfermeros, como trabajadores para el servicio de limpieza.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad