Las tarjetas de crédito se ofrecen gratis cuando se acompañan por otros productos bancarios. / ED-Archivo

Tres funciones desconocidas de las tarjetas de crédito

stop

La tarjeta no sólo sirve para pagar a crédito. También cuenta con protección para el viajero, y algunas permiten financiar la compra sin intereses

Economía Digital, con información de Help my Cash

Las tarjetas de crédito se ofrecen gratis cuando se acompañan por otros productos bancarios. / ED-Archivo

Barcelona, 29 de abril de 2017 (18:55 CET)

El uso de las tarjetas de crédito como medio de pago está cada vez más extendido en España, como demuestra el hecho que hay en circulación más de 48 millones de estos plásticos, según los últimos datos publicados por el Banco de España.

Sin embargo, no todos los usuarios saben sacar el máximo partido a estas tarjetas, pues no conocen en profundidad todas las ventajas que les pueden aportar. Estas son tres funciones desconocidas por la mayoría de los consumidores

1. Financiar grandes compras al 0 %

Muchas personas financian grandes compras con tarjetas de crédito con un interés de más del 20 % porque desconocen que dentro del mercado hay varios plásticos (emitidos principalmente por hipermercados y grandes almacenes) que permiten fraccionar esos pagos al 0 % TAE, es decir, sin intereses y sin comisiones. En estos casos, se suele establecer un límite mínimo de compra y un plazo máximo, por lo que es una opción a la que solo se puede recurrir para financiar grandes gastos puntuales.

Además, es importante saber que muchas entidades financieras también ofrecen la posibilidad de financiar compras puntuales con sus tarjetas de crédito a un interés menor que el que se aplica de media para la modalidad de pago aplazado. Una de ellas es ING Direct, que aplica un interés del 14,06 % TIN (15 % TAE) a los pagos de más de 90 euros aplazados a 3, 6, 12 o 18 meses (el interés aplicado en el resto de las compras aplazadas es del 20,05 % TIN).

2. Proteger las compras

Otra función desconocida es la de asegurar tanto la integridad física del titular como las compras realizadas. En ese sentido, muchos de estos plásticos incluyen seguros gratuitos de accidentes y de asistencia en viajes que cubren los gastos médicos en el caso de que el usuario sufra algún tipo de accidente, ya sea en el extranjero o en España dependiendo de la póliza del seguro. También es habitual que estas tarjetas incluyan un seguro gratis de protección de compras que cubra el reembolso del artículo adquirido en caso de robo o de daños.

Una de las tarjetas de crédito más completas en ese sentido es la Tarjeta Oro WiZink, que incluye seguros gratuitos de protección de compras y de accidentes y asistencia en viajes 24 horas. Además, este producto es gratuito (no tiene cuotas de emisión ni de mantenimiento) y se puede contratar sin tener que abrir una cuenta en la entidad.

3. Transferir crédito a la cuenta

Finalmente, también hay plásticos como la Tarjeta Visa Clásica de EVO Finance con la que es posible transferir el crédito de la tarjeta a la cuenta bancaria asociada. Este servicio puede ser especialmente útil para evitar descubiertos bancarios o para realizar pagos con transferencias cuando no se permite el pago con tarjeta, aunque es importante tener en cuenta que sobre el crédito transferido también se aplicará un interés determinado, que por lo general ronda el 20 % TIN.