En los túneles que Elon Musk quiere construir los coches viajarán a 200 kilómetros por hora.

Así es como Elon Musk piensa acabar con los problemas de tráfico

stop

Elon Musk propone crear una red de túneles donde los coches circulen a 200 kilómetros por hora en trineos

Juan Pedro Chuet-Missé

En los túneles que Elon Musk quiere construir los coches viajarán a 200 kilómetros por hora.

Barcelona, 27 de mayo de 2017 (12:19 CET)

Elon Musk puede ser un genio renacentista para algunos, o un empresario que se sabe vender muy bien pero que la mitad de sus proyectos son castillos en el aire, para otros. Su caballito de batalla, los coches eléctricos Tesla, van a la cabeza de la innovación en el campo automotriz, aunque se teme que su empresa pueda ser una nueva burbuja a punto de estallar.

La movilidad es una de sus grandes preocupaciones. Con Hyperloop quiere crear una red ferroviaria de ultra alta velocidad, de hasta 1.200 kilómetros por hora, para unir en 15 minutos trayectos de 200 kilómetros.

Ahora ha presentado un proyecto para solucionar los problemas de tránsito de las grandes ciudades. Se trata de crear una red de túneles subterráneos, como la trama de alcantarillas que corren por debajo de las principales avenidas de una ciudad, donde los coches se colocarían en trineos que serían impulsados a velocidades superiores a los 200 kilómetros por hora.

Además de los trineos para vehículos, Musk propone que los peatones y los ciclistas aborden cápsulas, como mini buses, que también se adosarían a estos trineos ultra veloces.

Boring, la compañía de Musk dedicada a este emprendimiento, asegura que ya cuenta con una perforadora que está realizando un túnel de pruebas en el predio de SpaceX, la empresa del dueño de Tesla dedicada a proyectos aeroespaciales.

En su cuenta de Instagram, Musk dijo que el primer túnel iría desde el aeropuerto de Los Ángeles a las ciudades de Santa Mónica y Sherman Oaks, pero todavía las autoridades del condado norteamericano no dieron ninguna autorización al proyecto.

Lo que Musk no revela, y es el punto clave, es quién financiaría esta mega red de túneles, y cuánto sería su coste final. Teniendo en cuenta que la red de metro de Los Ángeles tiene casi 100 kilómetros de extensión, y sin contar los túneles de alcantarillado, y la red de servicios públicos que se despliegan bajo tierra, no será un proyecto que tenga una fecha cercana de concreción.

Instagram Boring Musk
Elon Musk exhibe, en Instagram, la perforadora que construye el túnel de pruebas para probar sus trineos subterráneos