El sistema Amazon Echo permite realizar videollamadas y ver los resultados de las órdenes en pantalla.

Amazon está listo para desterrar al móvil

stop

El altavoz inteligente Echo Show es un paso más de Amazon para que la inteligencia artificial invada cada actividad doméstica

Juan Pedro Chuet-Missé

El sistema Amazon Echo permite realizar videollamadas y ver los resultados de las órdenes en pantalla.

en Barcelona, 14 de mayo de 2017 (07:23 CET)

El nuevo altavoz inteligente de Amazon, Echo Show, no da la primera impresión de ser un gran avance de la compañía de Jeff Bezos. Se trata de una pantalla de un tamaño similar a un portarretrato digital con ocho micrófonos, con los que se pueden realizar videollamadas, y que tiene incorporado al sistema de inteligencia artificial Alexa.

Por ello, además de llamar a familiares o amigos, este dispositivo permite consultar el estado del tiempo, saber el tráfico de las carreteras, ordenar comida a algún restaurante o pedir temas musicales para alegrar el día. Dicho de otra forma: hace las mismas funciones que el robot Alexa pero con el agregado de las videollamadas y la posibilidad de ver los resultados de las órdenes en la pantalla.

Es posible que muchos consumidores quizás no se entusiasmen con este nuevo producto, que se lanzará al mercado de Estados Unidos el 28 de junio, a un precio de 229 dólares (210 euros). Inclusive, las videollamadas es entre otros dispositivos, no se puede enlazar vía Skype. A lo sumo, sí pueden realizarse comunicaciones con los móviles de los contactos, pero siempre que estos tengan descargada la aplicación de Alexa en sus terminales.

Con Echo Show Amazon avanza en la conquista de los hogares

Sin embargo, este es un paso más de Amazon para conquistar los hogares, y en un plazo cercano, reemplazar a los teléfonos móviles. El primer sistema Echo fue lanzado en el 2014, y era un altavoz que, enlazado con el servicio de Amazon Prime Music, permitía elegir canciones con órdenes orales y, por supuesto, también realizar compras en la web del gigante electrónico.

Con la incorporación del sistema de inteligencia artificial Alexa, sus funciones se multiplicaron. Gracias a dispositivos adicionales como el Echo Tap y el Echo Dot, ya se podía disponer de las funciones del asistente de voz en cualquier rincón del hogar, haya o no una conexión eléctrica cercana.

Con Echo Look, Amazon conquistó el dormitorio. O en todo caso, el armario, porque este sistema Echo dotado de una cámara sugiere, gracias a los algoritmos de su inteligencia artificial, las mejores prendas y combinaciones de colores antes de salir.

El dispositivo Fire TV también deja al televisor en manos de Amazon, con funciones similares a las de Google Home. Por medio de las órdenes de voz, el usuario puede cambiar de canal, buscar películas, programar grabaciones o subir el volumen.

Las alianzas de la empresa de Jeff Bezos con General Electric y LG –entre otras- permiten que numerosos dispositivos hogareños puedan ser controlados por Alexa: desde refrigeradores o aires acondicionado hasta las bombillas de la luz.

Ford no quiere perder el tren de esta tecnología, y ha incorporado este sistema de inteligencia artificial en sus nuevos modelos, para que el usuario solicite la ruta más rápida o encuentre las plazas de aparcamiento más cercanas sin quitar las manos del volante.

Amazon podrá tomar el relevo del móvil en un plazo cercano

Nadie se anima a predecir cuánto tiempo de vida útil tendrán los móviles. La razón de su éxito es que se puede tener un universo de funciones y aplicaciones (desde cámara a GPS, una biblioteca de música o un catálogo de restaurante recomendados) en la palma de la mano.

Pero los gadgets de Amazon también pueden realizar estas funciones, y sin necesidad de mirar la pantalla o buscar información con los dedos. Si en cada ambiente del hogar, en el coche y en el trabajo hay un dispositivo conectado a este asistente, ¿en qué momento el móvil sería irremplazable?

Amazon, como Microsoft, perdieron el tren del desarrollo de los móviles, una carrera liderada por Samsung, Apple y Huawei. Pero con dispositivos como el Echo Show, cada vez quedan menos territorios que Jeff Bezos no haya conquistado. El día que este sistema esté integrado en un dispositivo del tamaño de un teléfono inteligente, para ser usado fuera del hogar o el trabajo, los smartphones tendrán los días contados.