Nuria Varela, gerente de Pazo de Vilane/ Pazo de Vilane

Pazo de Vilane o cómo vender dos millones de docenas de huevos al año desde Lugo

stop

Una empresa lucense factura más de cuatro millones anuales vendiendo huevos y mermeladas artesanales

en A Coruña, 01 de mayo de 2017 (20:59 CET)

El proyecto de la familia Varela-Portas y de una economista que no se sentía cómoda en la gran ciudad, Nuria Varela-Portas, consiste en vender huevos de calidad en un mercado saturado de huevos en jaula. La idea cuajó tan bien que el pazo familiar se ha convertido ahora en un negocio que comercializó casi dos millones de docenas de huevos el año pasado procedentes de cerca de 100.000 gallinas repartidas en distintas granjas.

Pazo de Vilane nació como marca en los años noventa con la idea de “desarrollar un proyecto sostenible e innovador en el entorno rural que produjera de forma cuidada y artesanal”. La gerente, Nuria Varela-Portas, explicó en el programa La Ventana, de Cadena Ser, que, tras acabar la carrera de Económicas en Madrid e irse a Londres a trabajar, entendió que “la gran urbe” no le estaba haciendo feliz. Decidió entonces recuperar la finca familiar para activar un proyecto.

 

“Pensamos primero en convertir el pazo en un hotel rural. Indagamos y buscamos ayudas, incluso nos concedieron una para un hotel de doce habitaciones. Pero no estábamos a gusto. Un rural vivo es un rural que produce productos de calidad”, explicó la gerente. Comenzó con “50 gallinas”, tras darse cuenta de que los consumidores demandaban huevos de calidad y en el mercado no existían. Ahora tienen 100.000 gallinas y elaboran también mermeladas artesanales y ecológicas.

La facturación de la empresa alcanza los 4,5 millones, según Cadena Ser. La página web de Pazo de Vilane deja clara la filosofía: “Nos dedicamos a cuidar gallinas”, no a producir huevos. Este cuidado se mide en “la calidad de los cereales que comen, el ambiente de los gallineros, el mantenimiento de sus ponederos para que estén limpios y además en el cuidado del entorno donde pastan en libertad”.