Una modificación en la ley de minería tumba las aspiraciones de Edgewater en Corcoesto

stop

Una enmienda propone que los solicitantes de explotaciones que vean denegada su autorización pierdan también los derechos mineros conseguidos

Marcha a caballo de vecinos contrarios a la mina de Corcoesto | EFE

06/11/2014 - 17:43h

Una modificación en la ley de minería de Galicia de 2008, derivada de una enmienda del PP podría poner punto final a las aspiraciones de Edgewater de retomar el proyecto de Corcoesto, en Cabana de Bergantiños, que tanta polémica genera. El cambio que se pretende introducir en la normativa supondría que, una vez denegada la autorización de una explotación a un solicitante determinado, los derechos mineros también quedarían cancelados.

Tanto el grupo parlamentario AGE como la plataforma en contra de la minera agresiva Salvemos Cabana se han congratulado por este hecho. El diputado Antón Sánchez explica que la aprobación de la enmienda supondría que, una vez que la Xunta denegó la autorización para el proyecto aurífero de Corcoesto, la empresa minera pierde también sus derechos sobre el terreno.

“Buena noticia”

En caso de que Edgewater (compañía canadiense dueña de la sociedad Mineira de Corcoesto) quisiese volver a presentar el proyecto, como parece que es la intención, tendría que solicitar de nuevo los derechos mineros. “Se trata de una buena noticia para la gente y los colectivos que se movilizan y movilizaron contra el espolio colonial y depredador de Corcoesto”, opina Sánchez.

La modificación de la normativa también ha sido saludada por Salvemos Cabana que, en la jornada del miércoles, mantuvo una reunión en el Parlamento con AGE para tratar temas relacionados con la minería en Galicia.

Reunión con Salvemos Cabana


Según explica el colectivo, en la reunión se valoró también de forma muy positiva el último informe remitido por el Valedor do Pobo que asegura que si Edgewater pretendiese retomar el proyecto “la única posibilidad pasaría por la presentación de una nueva solicitud en la que se tendrían que conocer todos los detalles, también los de carácter ambiental”. Añaden que “aunque la empresa pretenda presentar el mismo proyecto las consecuencias jurídicas serán idénticas, puesto que el anterior fue formalmente rechazado por razones de fondo”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad