Salvemos Cabana condena la actitud de Edgewater tras la cancelación de Corcoesto

stop

La plataforma recuerda que la falta de garantías financieras fue lo que provocó que la Xunta tumbase el proyecto

Manifestantes en contra de la mina de Corcoesto | EFE

23/06/2014 - 12:17h

Salvemos Cabana denuncia las amenazas de la compañía canadiense Edgewater de demandar a la Xunta de Galicia tras la cancelación del proyecto minero de Corcoesto que pretendía llevar a cabo. Desde la plataforma recuerdan que el pasado verano el Gobierno gallego le exigió multiplicar por 60 los fondos propios de su filial Mineira de Corcoesto para garantizar que podría acometer el 25% de la inversión prometida, cuantificada en más de 100 millones de euros. “La demostrada insolvencia económica de la minera no hizo posibles las condiciones exigidas, poniendo en evidencia las carencias financieras de la transnacional canadiense”, explican.

Según Salvemos Cabana, la minera se equivoca al afirmar “que se ha quebrantado el principio de confianza legítima” ya que la anulación del proyecto que pretendía abrir una mina a cielo abierto en Cabana de Bergantiños “fue fruto del incompletamiento de los requisitos impuestos a nivel técnico y financiero por la Xunta de Galicia y no cabe recurso al tratarse de una resolución definitiva e irrevocable”.

Compensación patrimonial

En opinión de esta plataforma, que siempre censuró el proyecto de Edgewater, la supuesta compensación patrimonial que ahora pretende el grupo canadiense “no tiene cabida de ningún tipo al no haber cumplido con las exigencias administrativas”.

Las inversiones en minas de oro se han hecho menos atractivas tras el boom de los últimos años debido a la desaceleración del sector productivo en China y a las espectativas de la Reserva Federal Norteamericana, al reducir el ritmo de compra de bonos. Esto “hizo menos atractiva la inversión, provocando la caída de la su cotización y augurando unas perspectivas negativas en los próximos años para el sector”.

Salvemos Cabana insiste en que el proyecto de Corcoesto era “meramente especulativo” y su mayor objetivo era “el beneficio de un pequeño grupo de inversores a cambio de unos impactos totalmente inasumibles para la comarca de Bergantiños”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad