Salvemos Cabana aumenta la presión sobre la Xunta para que tumbe definitivamente la mina de Corcoesto

stop

Insta al Gobierno gallego a activar la cancelación de los derechos mineros de Edgewater en base a la nueva normativa

Protesta contra la mina de oro en Corcoesto

A Coruña, 07 de enero de 2015 (19:46 CET)

La aprobación de la ley 12/2014, que modifica la Lei de Ordenación da Minaría de Galicia, ha reactivado a los colectivos que, durante los años, se han movilizado contra la explotación minera que la multinacional canadiense Edgewater proyectó en Corcoesto. La nueva normativa incorpora en su articulado que los derechos mineros podrán denegarse motivadamente por "el incumplimiento de los requisitos subjetivos o la insuficiente acreditación de la solvencia económica o técnica del solicitante". Blanco y en botella. La mina de oro que se iba a levantar en suelo de Bergantiños fue denegada por la Xunta debido, precisamente, a que la compañía incumplía los requisitos de solvencia que el Gobierno gallego le exigía.

Con esta nueva cobertura legal, primero AGE, uno de los grupos políticos junto a BNG más activos contra la explotación, y después Salvemos Cabana, otra de las asociaciones que ha llevado la voz cantante a la hora de denunciar los daños que podría causar la mina, han reclamado a la Xunta que actúe. "La Consellería de Economía e Industria debe proceder cuanto antes a la activación del procedimiento de anulación de los derechos mineros de Mineira de Corcoesto S.L. / Edgewater en Cabana de Bergantiños y enterrar definitivamente los planes de la empresa en un proyecto que jamás debió ser contemplado", afirma Salvemos Cabana en un comunicado.

¿Golpe definitivo?

El argumentario de la ley "no deja lugar a dudas", insite el colectivo: "una vez que la resolución denegatoria sea definitiva en la vía administrativa, el órgano minero competente incoará de oficio el procedimiento de caducidad de los derechos, que, una vez que finalice, implicará la cancelación de la inscripción correspondiente en el Registro Minero de Galicia"

Por este motivo, solicita que el Gobierno gallego inicie de oficio la cancelación de los derechos mineros lo que supondría el golpe de gracia al polémico proyecto. Se suma de este modo a las demandas de AGE, que también pidió que se abra el expediente de caducidad, pues "el proyecto minero de Corcoesto cuenta ya con una resolución denegatoria firme por vía administrativa".