El beneficio de DIA se desploma el 42% a pesar de vender más

stop

La cadena de supermercados ha presentado los resultados anuales con crecimiento del 10% de ventas, pero con una caída del beneficio por la ausencia de dividendos extraordinarios

Ricardo Currás, consejero delegado de DIA.

Madrid , 23 de febrero de 2017 (08:25 CET)

Las ventas de los supermercados DIA siguen subiendo y alcanzaron el 2016 el 10,2% de incremento hasta alcanzar los 10.550 millones de euros. El beneficio cae por segundo año consecutivo, ya que la compañía había registrado en los años anteriores ingresos extraordinarios por la venta de las operaciones en Francia.  

A pesar de ese dato, las ventas en España y Portugal aumentaron el 1,1% hasta los 6.815 millones de euros y en Argentina, Brasil y China las ventas se sitúan en los 3.736 millones de euros con un repunte del 26,3 % en moneda local, un dato que no toma en cuenta la fuerte devaluación que sufren estos mercados.  

La compañía dirigida por Ricardo Currás ha generado un beneficio de 174 millones y ha propuesto pagar a los accionistas 0,21 euros por acción, según ha comunicado la compañía este jueves. La empresa también sigue creciendo en número de establecimientos y registró 7.799 tiendas al final de 2016, 81 más que el año anterior.  

Negocio de contrastes  

Con estas cifras, la cadena obtiene unos buenos resultados corporativos, muy a pesar del creciente descontento entre su red de franquiciados que han decidido llevar a la cadena a los tribunales por prácticas abusivas y estafa.

Los afectados aseguran que la empresa basa sus ventas en colocarles productos inservibles, en mal estado y en ofertas que ellos –y no la corporación— deben asumir.