Gonzalo Trenor (PP) y Manuel Lago (En Marea) debatieron en el Parlamento gallego sobre los abusos bancarios

La Xunta se libra de investigar abusos bancarios gracias al PP

stop

El PP frena en el Parlamento una iniciativa de la oposición para indagar sobre prácticas financieras fraudulentas y ponerles coto

A Coruña, 03 de mayo de 2017 (17:43 CET)

En Marea, arropado por el resto de partidos de la oposición, trató este miércoles sin éxito de sacar adelante una iniciativa para exigir a la Xunta que indague sobre los abusos bancarios y ponga los medios necesarios para acabar con ellos. Sin embargo, el PPdeG ha rechazado la propuesta, ya que considera que es al Banco de España a quien corresponde la labor de supervisión.

En su exposición en la comisión de Economía del Parlamento gallego, el diputado de En Marea Manuel Lago ha enumerado un listado de “estafas” financieras como las preferentes, las “abusivas” cláusulas suelo, las comisiones excesivas, así como “vender precipitadamente y por debajo de su precio a entidades nacionalizadas”, entre otras, “que dejaron de ser excepciones para ser una estrategia premeditada”.

En Marea: Las prácticas abusivas, lejos de ser excepciones, son ya una estrategia premeditada

En este sentido, Lago exige al Ejecutivo autonómico que ejerza de garante de los derechos de los consumidores, puesto que, como denuncia, las “prácticas irregulares se siguen produciendo hoy por la mañana en las entidades financieras” de Galicia, mientras advierte de que los trabajadores de banca padecen “presiones que reciben de las direcciones para colocar estos productos”.

Respuesta popular

Durante el debate, Gonzalo Trenor ha defendido que el Partido Popular actuó en la protección al consumidor, si bien reconoce que hay que “ir más allá” a través de cuestiones como una mejora en la transparencia, contratos tipo para minoristas que “eviten el fraude en la letra pequeña” o una reforma de la ley hipotecaria. Con todo, centra esa labor de inspección en el Banco España frente a la Administración gallega.

El Grupo Popular, del que forma parte, presentó una enmienda de sustitución a esta iniciativa en la que proponía que esa labor de indagación recayese en el Banco de España y no en la Xunta de Galicia. En Marea no ha aceptado que fuese de sustitución, sino de añadidura, y finalmente no se ha llegado a acuerdo.