stop

El alcade de Vigo felicita a Sánchez por su “incontestable” victoria y dice que ahora tiene que hablar la nueva dirección

en A Coruña, 22 de mayo de 2017 (13:59 CET)

La contundente victoria de Pedro Sánchez ha logrado una tregua en Galicia. Abel Caballero y sus afines, que habían sido los grandes defensores de la candidatura de Susana Díaz en la comunidad, han optado por dejar paso a la nueva dirección guardando un respetuoso silencio. En este sentido se pronunció primero la presidenta de la Deputación de Pontevedra, Carmela Silva, y después el propio alcalde de Vigo, que felicitó a Sánchez por su “incontestable” victoria.

“Comienza una nueva etapa y quien tiene que hablar ahora es la nueva dirección. Nosotros no tenemos nada que decir”, zanjó el regidor. Esta misma política siguió el círculo de Caballero cuando Xoaquín Fernández Leiceaga ganó a Méndez Romeu para convertirse en el candidato socialista a la Xunta, pero la tregua cesó una vez superadas las elecciones. La próxima cita de importancia para el socialismo gallego es el congreso que debe celebrar para resolver la situación de interinidad de la gestora que preside Pilar Cancela.

Antes que Caballero, también Carmela Silva optó por una actitud respetuosa de cara al secretario general electo. Fue si cabe más contundente. “Desde hoy no hablaré absolutamente nada de asuntos internos”, dijo en declaraciones recogidas por Faro de Vigo. “Ahora toca silencio”, zanjó, tras reconocer el apoyo mayoritario a Sánchez y la necesidad de darle tiempo para tomar el timón del PSOE.