stop

BNG y En Marea registran una petición en el Parlamento para que comparezcan representantes del comité de Cee-Dumbría, que se opone a la venta de las centrales

Economía Digital Galicia

Ana Pontón y Noa Presas, portavoz de indutria del BNG, se reúnen este jueves con la plantilla de Ferroatlántica en Cee y Dumbría / BNG

Hemeroteca

Ferroatlántica

en A Coruña, 18 de mayo de 2017 (14:26 CET)

Los grupos parlamentarios de En Marea y el BNG han registrado una solicitud de comparecencia en el Parlamento para llevar a la Cámara al comité de empresa de Ferroatlántica. Los trabajadores de Cee y Dumbría, las plantas ligadas a las centrales hidroeléctricas que pretende vender Villar Mir, se han opuesto a la segregación que acaba de solicitar a la Xunta la compañía.

En Marea ha defendido la comparecencia del comité de empresa para reforzar el “carácter democrático” de la institución y dar voz a los trabajadores para que relaten cuál es su situación en la factoría y su postura respecto a la venta de las hidroeléctricas.

“La Cámara gallega es la cámara de representación de toda la ciudadanía y ante la gravedad de los hechos que rodea la venta segregada de las centrales de Ferroatlántica consideramos una necesidad de primer orden escuchar a los trabajadores, que son quienes deben tener la última palabra sobre la importancia que tiene preservar los puestos de trabajo y la viabilidad de un sector industrial en la comarca que vive de manera principal de esta empresa”, señaló el portavoz de En Marea, Luis Villares.

 

También se pronunció en este sentido Ana Pontón, que esta tarde mantendrá en Cee un encuentro con el personal de las factorías de A Costa da Morte. Pontón recordó que la operación consiste en una venta “especulativa” de un empresario imputado en la Operación Lezo, Juan Miguel Villar Mir.

“Igual que los trabajadores y trabajadoras, igual que la mayoría de A Costa da Morte e igual que los alcaldes de la comarca, pensamos que el único salvavidas para los 300 empleos en las plantas de Cee y Dumbría son las centrales eléctricas y su vinculación con la actividad industrial”, razonó Pontón.