Pedro Sánchez saluda en su entrada al 39 Congreso del PSOE. EFE-EN

Sánchez retoma las riendas del PSOE

stop

El PSOE abre su 39 Congreso, en el que Pedro Sánchez volverá a la secretaría general, y donde aspira a reconstruir los puentes caídos tras las internas

Madrid, 17 de junio de 2017 (11:20 CET)

Un mes después de su victoria en las primarias, Pedro Sánchez regresa a la secretaría general del PSOE por la puerta grande. El 39 Congreso del partido, que se realiza en Madrid, buscará certificar la paz interior en el seno del socialismo, tras varios meses de desgaste por la polémica en torno a la abstención de la investidura, la renuncia de Sánchez al máximo cargo dirigente y unas internas ásperas.

A falta de que Sánchez dé a conocer la ejecutiva al completo, los nombres ya confirmados son todos personas de su confianza, que le fueron leales en su anterior mandato o que formaron parte de su candidatura a las primarias, más algunas incorporaciones de perfil profesional.

Sánchez armó una ejecutiva con dirigentes que le apoyaron en el camino de las primarias

Son los casos de Cristina Narbona (presidenta), Adriana Lastra (vicesecretaria general), Óscar Puente (portavoz), Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (Política Institucional y Administraciones Públicas), Carmen Calvo (Igualdad), Toni Ferrer (Empleo), Luz Martínez Seijo (Educación), Iratxe García (Relaciones Internacionales), Nuria Parlon (Cohesión Social e Integración) y Odón Elorza (Transparencia y Democracia Participativa).
Todos ellos formarán el núcleo duro de la nueva dirección, junto a otros fichajes de Sánchez como el exdirector de Change.org Francisco Polo (Emprendimiento, Ciencia e Innovación) y el propio lehendakari y adversario suyo en las primarias, Patxi López (Política Federal).

Está por ver si finalmente incorpora a algún miembro de la candidatura de Susana Díaz, sobre todo después de que el viernes el portavoz provisional en el Congreso y próximo secretario de Organización, José Luis Ábalos, explicara que la ejecutiva de Sánchez no está diseñada desde la "perspectiva de la integración", sino que lo que busca es un "equipo en quien confiar y que le resulte efectivo".

La votación de la ejecutiva federal -que es secreta y en urna- no será hasta el domingo y en ella Sánchez aspira a un apoyo superior al 70%. El domingo la jornada girará en torno al debate de las 6.743 enmiendas a la ponencia marco, que tendrá lugar a puerta cerrada en tres comisiones.

Apoyo (a medias) de los dirigentes históricos

El congreso, que se celebra bajo el lema "Somos la izquierda" y que presidirá el secretario general castellanoleonés, Luis Tudanca, se abrirá con la intervención de éste y de los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, respectivamente, así como del presidente del grupo socialista en el Parlamento Europeo, el italiano Giani Pitella, y de ONG, asociaciones ecologistas, la Plataforma Tercer Sector y la Asociación Española de Star-Ups.

A la inauguración asisten el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y los ex secretarios generales Alfredo Pérez Rubalcaba y Joaquín Almunia, pero no otros referentes históricos como Alfonso Guerra o Felipe González, que habían arropado a Susana Díaz en la carrera por las internas. Sin embargo González –que se encuentra en Colombia- ha enviado un vídeo de adhesión.

En total participarán 3.000 personas entre delegados, autoridades, observadores y medios de comunicación, y para la clausura, está programado un acto abierto al que concurrirán 8.000 asistentes.