El presidente de Sogama, Javier Domínguez, procede a la plantación del primer ejemplar.

Abedules, robles y cerezos poblarán el entorno de Sogama

stop

La entidad pública anuncia la plantación de 4,11 hectáreas de especies autóctonas en el recinto de su complejo industrial de Cerceda

A Coruña, 05 de junio de 2017 (20:06 CET)

Mejorar su operativa industrial y crear un entorno natural único que permita compensar la incidencia que sobre el mismo pueda tener su actividad y optimizar las condiciones de trabajo del personal y la calidad de vida de los vecinos de Cerceda. Esos son algunos de los objetivos que persigue la Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama) con la plantación de especies autóctonas en una superficie de 4,11 hectáreas dentro del complejo industrial de Cerceda.

La iniciativa, presentada este lunes con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, consistirá en la plantación de 1,25 hectáreas de frondosas como el abedul (Betula alba) y el roble (Quercus robus), que se emplearán para cubrir las zonas de menor profundidad y fertilidad, mientras que en el resto se apostará por especies como el roble americano (Quercus rubra), hayas (Fagus sylvatica), fresnos (Fraxinus excelsior) y cerezos (Prunus Avium) de procedencia gallega. Las coníferas ocuparán las 2,86 hectáreas restantes. En este caso, la especie elegida es el pino del país (Pinus pinaster).

Sogama apuesta por frondosas y coníferas autóctonas para reverdecer el entorno del complejo industrial

Desde Sogama señalan que esta actuación permitirá dar mayor estabilidad al suelo, protegiéndolo de la erosión; creará una barrera vegetal que reducirá el impacto visual y sonoro de la instalación, y constituirá a su vez un importante sumidero de carbono (CO2).