La planta pretendía captar agua del río Camba

Medio Ambiente tumba la construcción de una planta de combustible en Viana do Bolo

stop

La Consellería de Medio Ambiente emite una declaración ambiental negativa al proyecto para una planta de combustibles promovido por Paratermo Energía

21/03/2017 - 14:46h

La Consellería de Medio Ambiente acaba de hacer pública la declaración de impacto ambiental (DIA) para la construcción de una planta de producción de combustibles en Viana do Bolo, un proyecto promovido por Paratermo Energía, sociedad del mismo empresario que impulsó un macroproyecto de producción de biocombustibles a partir de batata en Bergantiños.

Medio Ambiente resuelve negativamente la solicitud de Paratermo Energía al entender, según constan en el expediente, que no exisitió una evaluación adecuada del impacto en la flora y la fauna; que la justificación del proyecto se basa en consideraciones económicas pero no ambientales y que, incluso el anáisis económico “carece de fundamento”; que el promotor no aportó las evaluaciones requeridas sobre calidad del agua; y que faltan “datos básicos” para medir su impacto en el paisaje, que Medio Ambiente considera importante. De construirse, sería visible desde el Camiño de Santiago.

Son algunas de las consideraciones por las que emite una DIA negativa, advirtiendo que la empresa “rechazó reiteradamente realizar las prospecciones solicitadas” como garantía de ejecución del proyecto.

El empresario Daniel González González, junto a un socio, pretendía ubicar en una zona próxima al Parque Natural O Invernadoiro la planta de metanol, produciendo combustible a partir de la gasificación de carbón, empleando energía solar y captando agua del río Camba.

Los proyectos en Galicia de González habían despertado preocupación entre diversos colectivos –Adega, Salvemos Cabana y la Sociedade Galega de Historia Natural presentaron alegaciones a la planta de combustible-- debido a su impacto ambiental y a otras iniciativas del empresario, como las llevadas a cabo en Tenerife y Almería, que acabaron en demandas millonarias contra la administración.