stop

Abogados de Garrigues se enfrentaron a la reclamación de Hacienda defendiendo a Novagalicia en la Audiencia y, después, al Deportivo, en el Supremo

en A Coruña, 26 de marzo de 2017 (05:00 CET)

El incendiario comunicado de Lendoiro tras la sentencia del Supremo desfavorable al Deportivo criticaba con dureza que el despacho Garrigues hubiera defendido en el mismo litigo los intereses de Novagalicia, primero, y los del Deportivo después, frente a las reclamaciones de Hacienda.

“Cabría preguntarse si se ha preferido el amiguismo al más elemental principio de incompatibilidad. Ese despacho fue contratado por el actual consejo de administración tras haber cesado al letrado Chaver Rey, que había preparado el recurso ante la Audiencia Provincial de A Coruña, y que resultó estimado. Ahora, han perdido”, censuraba el expresidente del Deportivo, que culpaba al cambio de estrategia legal de la derrota.

La consecuencia del fallo del Supremo fue que 21,7 millones pasaron a ser considerados como deuda privilegiada, que no se somete a la quita pactada en el convenio de acreedores y acelera los plazos para devolver el dinero, un trastorno que, como primera consecuencia, paralizó el proyecto para construir el museo del club en los bajos de Riazor.

Garrigues defendió a Novagalicia contra la reclamación de Hacienda

Efectivamente, Garrigues defendió a Novagalicia en el concurso del Deportivo, pues el banco era la principal entidad financiera afectada por la suspensión de pagos a causa de un préstamo sindicado que otorgó al club junto al Sabadell Gallego.

Las garantías otorgadas por Lendoiro ante Hacienda y ante los bancos hicieron chocar los intereses de unos y otros a la hora de cobrar las cuantías adeudadas. Así fue que en el recurso de apelación de la Agencia Tributaria en la Audiencia Provincial de A Coruña, proceso que se resolvió el 22 de abril de 2014, Garrigues compartió la misma postura que el Deportivo y se posicionó en contra de que los 21,7 millones fueran considerados deuda privilegiada mientras defendía los intereses de Novagalicia.

Posteriormente, en el Supremo, Garrigues defendía la misma postura, en este caso conduciendo la estrategia legal del Deportivo, pero perdiendo el litigio.

Jesús Sánchez Veiga, el referente en Garrigues

En la Audiencia Provincial defendió a Novagalicia, según consta en la sentencia, Jesús Ángel Sánchez Veiga, responsable del departamento de Derecho de Litigios y Arbitraje en la oficina de Garrigues en A Coruña. Según informa el Deportivo, es también la persona de referencia cuando contactan con el despacho para la gestión de algún litigio. Llevó, por ejemplo, la defensa del club contra la Unión Deportiva Las Palmas por una reclamación de 1,2 millones derivados del traspaso de Schurrer en el año 2000.

En el litigio con Hacienda y en defensa de Novagalicia, alegó en la Audiencia Provincial que los 21,7 millones no debían tener consideración de deuda privilegiada, pues, “a pesar de las dudas existentes” respecto a la prescripción legal que rodearon toda la causa, era más conforme al “espíritu de la ley” desestimar el recurso de la Agencia Tributaria, argumento que aceptó la Sala.

Las acusaciones de Tino Fernández

Para el recurso de casación en el Supremo, Tino Fernández ya ha realizado el cambio de abogados, siendo Garrigues uno de los despachos externos con los que trabaja el club. En una entrevista en Onda Cero, el presidente del Deportivo justificó el cambió de letrados porque los anteriores eran parte de una etapa oscura, de alguna manera responsables de “tener trabajadores sin contrato”, “no presentar las cuentas en el Registro Mercantil”, “presentar cuentas con beneficios ficticios” o “no contestar a los requerimientos de Hacienda”, expuso Tino Fernández. En la Audiencia Provincial, sin embargo, mantuvo a Rafael Chaver, uno de los abogados que eligió Lendoiro, que durante casi toda su trayectoria trabajó con Rodríguez Conchado.

Tras defender a Novagalicia, los abogados de Garrigues también están presentes en el recurso de casación ante Hacienda, pero defendiendo al Deportivo. El club está representado por el procurador Argimiro Vázquez Guillén, un histórico de la profesión que, junto a su hermano Antonio, siempre ha estado muy vinculado al deporte; y por Pablo Geijo Reija, otro de los abogados de la plantilla de Garrigues en A Coruña.