stop

El partido de Emmanuel Macron obtendría la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, según los primeros sondeos

Barcelona, 11 de junio de 2017 (20:11 CET)

La victoria de Emmanuel Macron en la primera vuelta de las elecciones legislativas de Francia es aplastante. Fundó un partido desde cero, fue elegido presidente con el 66% de los votos en la segunda vuelta, y su agrupación podría cuadruplicar los escaños de sus competidores más cercanos. Y eso sucede en uno de los países con tradición democrática más sólida del mundo. 

Según los sondeos de medios como Le MondeLa República en Marcha (LREM) lograría el 32,2% de los votos en las elecciones a la Asamblea Nacional. En representación parlamentaria, esto significa que su partido obtendría entre 390 y 430 escaños, seguido de Los Republicanos, con el 21,5% (85-125 escaños) y el ultra derechista Frente Nacional, con el 14% (entre 3 y 10 escaños). Por su parte, la izquierda populista de Francia Insumisa se haría con el 14% (entre 11 y 21) y el Partido Socialista, que con un 9% de los votos aspira a entre 22 y 32 escaños. La abstención de estas elecciones se registró en torno al 50%, lo que marcaría un récord en este tipo de comicios.

Con 289 escaños Macron ya cuenta con mayoría absoluta para evitar la cohabitación, esto es, que la Asamblea nombre a un primer ministro y un gabinete que podría no ser del signo político del jefe de Estado. 

Pero pese al resultado Macron todavía tiene que esperar a la segunda vuelta. Tras los comicios del próximo 18 de junio se conocerá la composición completa de la Asamblea. Al contrario de lo que ocurre en las presidenciales, donde solo los dos candidatos más votados pasan a segunda vuelta, en las legislativas lo harán todos aquellos que consigan el 12,5% de los votantes registrados en su circunscripción, lo que augura la posibilidad de algunos choques a tres e incluso a cuatro una semana después.

Independientemente del resultado, la nueva Asamblea está abocada a la renovación puesto que de los 569 diputados salientes al menos 212 no buscarán su reelección por distintos motivos, siendo uno de ellos la nueva ley de 2014 que prohíbe acumular mandatos a nivel municipal y regional y ser parlamentario.