stop

El Congreso derriba el decreto de la estiba y anticipa las dificultades del Gobierno para aprobar los presupuestos generales

en A Coruña, 16 de marzo de 2017 (13:33 CET)

La reforma de la estiba naufraga en el Congreso. El PP solo logró sumar los votos positivos de PNV, UPN y Foro Asturias, por lo que el decreto para reformar la estiba portuaria se convirtió en el tercero en la historia de la democracia que tumba el Congreso.

Recibió 175 votos en contra, los de PSOE, Unidos Podemos, Esquerra (ERC), la antigua Convergència (PDeCAT), Compromís, EH Bildu, Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias, frente a 142 favorables. Ciudadanos optó por abstenerse. El voto favorable de la formación naranja no habría sido suficiente para sacar adelante la reforma.

La mayoría de los grupos vincularon su apoyo a la liberalización del sector a que fuera pactado con los trabajadores y empresas. Sin embargo, el Gobierno no fue capaz de consensuar la reforma.

El decreto publicado en el BOE queda derogado y el Ejecutivo tendrá que remangarse de nuevo para buscar un acercamiento a los estibadores, pero desde una posición de mayor debilidad, al no contar con el respaldo de la Cámara.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, advirtió que España se enfrentará a sanciones de Bruselas que pueden ascender a 23 millones de euros si no logra liberalizar la estiba, como exige la justicia europea. El PSOE le pidió que se sentara a negociar con los estibadores, que ya habían programado una huelga en caso de que el decreto saliera adelante. Poco después de la votación, el presidente de la Coordinadora de Trabajadores del Mar, Antolín Goya, confirmó que los paros quedaban suspendidos.

El fracaso del equipo de Mariano Rajoy tiene connotaciones históricas. Solo en tres ocasiones desde la vuelta de la democracia la cámara baja tumbó un decreto ley. Las anteriores fueron en 1979 2006, esta última, por un error en la votación. La muestra de debilidad del Gobierno anticipa las dificultades que afrontará Rajoy para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.