Un vecino de la zona afectada contempla como avanzan las llamas en el gran incendio de Portugal | EFE

La catástrofe forestal en Portugal enciende las alarmas en Galicia

stop

El delegado del Gobierno en Galicia augura un verano complicado por la sequía y los incendios forestales

A Coruña, 19 de junio de 2017 (05:00 CET)

Galicia mira con preocupación lo sucedido en Portugal. Los incendios forestales que asolan en la región centro del país, en los que han perdido la vida más de 60 personas, dan buena cuenta del escenario al que se puede enfrentar la comunidad este verano si persiste la situación de sequía. De momento, ya se han empezado a encender las alarmas.

El delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, ha indicado este domingo que si se mantiene la falta de agua habrá que tomar medidas para evitar el desabastecimiento en verano, que pueden llegar incluso a las restricciones de agua. En este sentido, recordó durante una entrevista en la Cadena Ser que el estado de prealerta se mantiene en determinadas cuencas y que la situación de los embalses es “delicada”.

Villanueva también alertó de que el verano puede ser muy complicado en los montes, puesto que el riesgo de incendio es muy alto. En esta línea, pidió una mayor implicación vecinal a la hora de facilitar a las fuerzas de seguridad la investigación para dar con los autores. “Hay algo de mejoría, pero no la que se requiere para un delito de incendio forestal”, lamentó

La sequía y las altas temperaturas elevan el riesgo de incendio en Galicia hasta el extremo

Desde el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la ministra Isabel García Tejerina, también ha asociado lo acontecido en el incendio declarado en Pedrógao Grande, en el centro de Portugal con la "sequía importante" que sufre la Península Ibérica y con las "temperaturas extremadamente altas" que se registran en los últimos días, lo que complica las labores de extinción si a ello se le suma el viento.

En este sentido, ha insistido en la prevención y ha recordado que el 95% de los incendios declarados se deben a causas vinculadas a la acción humana, ya sea por descuidos, negligencias o intencionados. "El fuego es enemigo de todos", ha subrayado la ministra, quien ha confiado en que este tipo de tragedias sirvan al menos para "sensibilizarnos de manera especial" en la prevención de incendios forestales, que en casos como el portugués demuestran "el poder de la naturaleza".

Solidaridad gallega

Desde el Gobierno gallego, el presidente Alberto Núñez Feijóo ha mostrado su solidaridad con el pueblo portugués a través de las redes sociales. La Xunta ha ofrecido a los miembros de la Comisión de Coordinación e Desenvolvemento da Rexión Norte de Portugal (CCDR-N) el camión del Puesto de Mando Avanzado de la Axencia Galega de Emerxencias, así como dos cisternas con capacidad para 25.000 litros de agua, para que puedan servir de apoyo a las labores de extinción del fuego.

Además, el departamento de Sanidade ha informado de su disposición para habilitar plazas para la atención a los heridos en los hospitales gallegos, concretamente en la UCI y en unidades de quemados de centros hospitalarios de A Coruña y de Vigo.