Luis de Guindos respira después de la intervención del BCE. El ministro de Economía durante una reciente rueda de prensa. EFE/ED/archivo

De Guindos respira después de que el BCE solucione la crisis del Popular

stop

El Gobierno describe la venta del Popular por un euro como "una buena salida para la entidad" y remarca las diferencias con otros rescates bancarios

A Coruña, 07 de junio de 2017 (11:22 CET)

"Es una buena salida para la entidad, dada la situación a la que había llegado en las últimas semanas, ya que implica la máxima protección a los depositantes y la continuidad de la actividad". El Gobierno ha tardado apenas unos minutos en reaccionar a la venta de Banco Popular por un euro. El movimiento del Santander libra a priori al Estado de inyectar recursos públicos a una entidad, según ha reconocido el Banco Central Europeo (BCE), al borde de la quiebra.

Mediante un comunicado, el ministro de Economía Luis de Guindos ha remarcado las diferencias con otras operaciones de rescate bancario que tuvieron lugar al calor de la última gran crisis financiera. Esta operación, asegura De Guindos, evita “un eventual contagio entre riesgo soberano y bancario, como ocurrió en épocas pasadas". "La situación actual es muy diferente a la del año 2012, dada la buena salud del conjunto del sector financiero y de la economía española en general", concluye el ministro.

La decisión del BCE de dictar la intervención del Popular por parte del Santander carece de precedentes. Un movimiento, dentro del nuevo marco de resolución bancaria en la Unión Europea, que se ha ejecutado “con total transparencia y [bajo] el cumplimiento estricto de la normativa comunitaria".