El consejero delegado del  Santander, Jose Antonio Álvarez, durante la reunión en el Encuentro Bancario Iberoamericano que se celebra este jueves en Madrid. EFE/Emilio Naranjo

El Santander pone fecha a los primeros despidos en el Popular

stop

José Antonio Álvarez, segundo ejecutivo del Santander, reconoce implícitamente los despidos en el Popular cuando la integración operativa se complete

Economía Digital

El consejero delegado del Santander, Jose Antonio Álvarez, durante la reunión en el Encuentro Bancario Iberoamericano que se celebra este jueves en Madrid. EFE/Emilio Naranjo

Hemeroteca

Banco Popular

en Barcelona, 08 de junio de 2017 (14:51 CET)

Una de las grandes incógnitas abiertas tras la absorción ejecutada por Banco Santander es qué pasará con los más de 10.000 empleados con los que a día de hoy, y a falta de completarse los últimos flecos de un ERE en curso, cuenta Banco Popular. Los despidos prácticamente se dan por hecho. La cuestión es cuántos y cómo se harán.

Los sindicatos, según explicaba este miércoles Economía Digital, temen, en el peor de los casos, el despido de prácticamente la mitad de la plantilla. Es decir entre 4.000 y 5.000 trabajadores. La entidad compradora, el Santander, por ahora guarda silencio sobre el total de afectados, aunque empieza a reconocer que las bajas serán inevitables.

"La plantilla del Popular, cómo no, va a tener continuidad. Son magníficos profesionales que siguen teniendo que atender a 4 millones de clientes porque durante un tiempo la integración operativa no estará ejecutada". Así se ha expresado este jueves el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, en un encuentro del sector financiero organizado por la Asociación Española de la Banca (AEB). El segundo directivo del Santander mantiene, eso sí, el discurso optimista marcado por Ana Botín este miércoles. “Es el primer día y la buena noticia es que los clientes y los trabajadores han recuperado la normalidad", ha señalado Álvarez.

Con todo, la sombra de la duda se extiende también sobre la amplia plantilla española del Santander. Pocas horas después de hacerse oficial la operación, la propia Botín trataba de tranquilizar a sus trabajadores con una carta en la que recordaba la “experiencia demostrada” del banco en este tipo de operaciones. “Podéis estar seguros de que todas las decisiones que adoptemos tendrán en cuenta el bienestar y los intereses de todas las personas que trabajamos en Santander España”, señala Botín.

Banco Santander: Botín trató este jueves de tranquilizar a sus trabajadores con una carta en la que recordaba la “experiencia demostrada” del banco en este tipo de operaciones

Despidos en los últimos años

En un aviso para navegantes, desde UGT advertían este miércoles que no aceptarán más recortes de empleo: “no es necesario seguir cortando pelo porque todo está muy rapado”. Recuerdan que el Santander y el Popular, que suman unas plantillas de 30.000 personas, han prescindido de más de 5.000, a razón de unas 2.600 por entidad, en los últimos años.