stop

Los beneficios de la principales compañías eléctricas caen un 10,4% en los tres primeros meses, lastrados por el aumento del precio de la luz

en Barcelona, 15 de mayo de 2017 (03:53 CET)

Las ganancias de Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa han sido de 1.378,6 millones de euros durante los tres primeros meses del año, un 10,46% menos respecto al mismo período del 2016. La principal razón de la caída en los beneficios ha sido el incremento del precio en la generación de la electricidad, debido a diversas olas de aire frío que disminuyó la producción de gas.

La que obtuvo mayores beneficios fue Iberdrola, con un total de 827,6 millones de euros y una caída del 4,7% con respecto al primer trimestre del 2016. Gracias a la fusión entre Gamesa Siemens Wind, que aportó 255 millones de euros, la compañía presidida por Ignacio Sánchez-Galán evitó un descenso mayor en los resultados.

Por su parte Gas Natural Fenosa ganó 298 millones entre enero y marzo, un 9,4% menos. Además de mala evolución del negocio en España, la empresa dirigida por Isidro Fainé acusó el impacto negativo de la salida de Electricaribe, que si se excluye este conflicto en Colombia, la disminución habría sido del 8,3%. Sin embargo, el mayor agujero negro en la empresa fue la generación y comercialización de electricidad en España: su ebitda se redujo un 38,5%, hasta los 126 millones de euros.

Endesa sufrió un recorte del 26% en sus ganancias

Pero el gran tropiezo fue de Endesa, que con los 253 millones de euros en el primer trimestre, ha visto como su beneficio se derrumbó un 26%. La caída del beneficio contrasta con la subida de los ingresos en ese período, hasta 5.223 millones de euros, un 7,1% más que hace un año.

La compañía de Borja Prado argumentó que en el primer trimestre de 2016 la producción hidroeléctrica y eólica tenía precios mayoristas "extraordinariamente bajos", mientras que en el mismo periodo de 2017 se caracterizó por un "extraordinario uso" de las plantas térmicas, lo que provocó la escalada de precios en el mercado y la merma en su cuenta de resultados.

Sumando la cifra de ingresos de estas grandes eléctricas, el resultado global subió a los 19.962,5 millones, lo que representa un 5% más. En tanto, el beneficio bruto de explotación (ebitda) se ubicó en 3.667,6 millones de euros, un 9,3% menos.