García de Paredes durante el juicio por las millonarias indemnizaciones de los exdirectivos de Novacaixagalicia

La jueza obliga a García de Paredes a devolver 5,5 millones al FROB

stop

Un juzgado de A Coruña anula el contrato de García de Paredes y obliga al exdirectivo de Novagalicia a devolver su millonario finiquito al FROB

Economía Digital Galicia

García de Paredes durante el juicio por las millonarias indemnizaciones de los exdirectivos de Novacaixagalicia

Hemeroteca

Novagalicia

en A Coruña, 24/03/2017 - 18:58h

Javier García de Paredes tendrá que devolver la indemnización millonaria que recibió a su salida de Novagalicia al FROB. El Juzgado de lo Social número 3 de A Coruña ha estimado la demanda presentada por la entidad financiera y ha anulado el contrato de alta dirección firmado por el exdirectivo. La sentencia declara la nulidad del “blindaje” y oblliga a restituir los 5,58 millones que ingresó García de Paredes en concepto de prejubilación a su salida del banco. El dinero será reintegrado al FROB, no a Abanca.

La sentencia constata que se sustituyeron “dos hojas del contrato del 30 de diciembre de 2010” sin informar del cambio “a la comisión de retribuciones y nombramientos ni al consejo de administración”. Por este motivo, la jueza interpreta “falsedad de la causa del contrato, dolo y error” de la comisión de retribuciones y del consejo de administración cuando rubricó el documento.

La jueza culpa a los gestores de ocultar las características del contrato al consejo de administración de Novagalicia

Dieron su consentimiento “sin tener un pleno y cabal conocimiento de su contenido, y aun de sus consecuencias, toda vez que los gestores, incumpliendo las obligaciones normativas impuestas, no les proporcionaron una información clara, comprensiva y completa sobre su naturaleza y sobre sus características”.

Javier García de Paredes, el único exdirectivo implicado en la investigación por las prejubilaciones millonarias de Novagalicia que evitó la cárcel, intentó en dos ocasiones devolver su indemnización, sin que el Banco de España se lo permitiera.