stop

Acciona y Copasa lideran las adjudicaciones con 168 millones en contratos, el 25% del total

Rubén Rodríguez

Acciona fue la principal adjudicataria de obra pública en Galicia el año pasado. Cartel de Acciona en unas obras | EFE

en A Coruña, 15 de mayo de 2017 (13:02 CET)

El incremento de contratos menores durante el año pasado ha provocado que la tarta de la obra pública en Galicia haya quedado mucho más repartida. Lograron algún contrato 1.399 constructoras, frente a las 785 del ejercicio anterior. Sin embargo, estos contratos menores no sirvieron para paliar el elevado grado de concentración en la adjudicación de la obra pública de la comunidad.

Así lo asegura el informe que acaba de hacer público la Federación Galllega de la Construcción, que alerta de que la adjudicación de obras en Galicia “está tremendamente concentrada, ya que las diez primeras empresas reciben 273,9 millones, mientras las 1.389 adjudicatarias restantes se reparten 336 millones. Es decir, el 0,71% de las empresas se llevan el 44.9% del total adjudicado”.

Dicho de otra forma, son una decena de empresas las que se reparten el total de obra pública en Galicia, una tónica que se repite tanto en las actuaciones por la Xunta como en las de las diputaciones, y se agrava de manera significativa en el caso de las adjudicaciones del Estado debido a contratos más voluminosos.

Las diez primeras empresas por obra pública en Galicia fueron el año pasado Acciona, Copasa, Ogmios, Coprosa, Dragados, Arias Infraestructuras, FCC, Taboada y Ramos, Covsa y Geotunel, según el informe. De estas, Acciona y Copasa se llevaron más de 168 millones, lo que supone más del 25% de los 610 millones adjudicados.

El obra del Estado es la más concentrada, pues las diez primeras empresas acaparan el 83% de la obra pública en Galicia. En el caso de la Xunta suponen el 46%, y en las diputaciones, el 47%. Los concellos reparten más los contratos menores, de manera que las diez primeras adjudicatarias alcanzan solamente el 22%.