stop

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, señala que Ferroatlántica todavía no ha presentado ninguna documentación

A Coruña, 10/04/2017 - 14:45h

No es la respuesta contundente por la que aguardaban los sindicatos de Cee-Dumbría, pero al menos la Xunta ha dicho algo sobre las intenciones de Ferroatlántica. El vicepresidente Alfonso Rueda insiste en la postura oficial de que el Ejecutivo no se pronunciará mientras no haya una petición “oficial” de Ferroglobe para la segregación y posterior venta de los activos hidroeléctricos del grupo en los ríos Xallas y Grande.

En este sentido, además de incidir en que la Xunta velará “por mantener la actividad industrial y los puestos de trabajo”, Rueda respondió a los sindicatos y a la dirección, que este sábado alcanzaron un acuerdo en el que se pedía celeridad al Ejecutivo para llevar a cabo la operación, que para eso antes se tiene que dirigir oficialmente a la Xunta, paso que aún no ha dado.

Rueda: para agilizar el proceso, Ferroatlántica se tiene que dirigir antes a la Xunta, cosa que aún no ha hecho

"Insisto en que no hay nada oficial. Habrá que esperar a ver lo que presenta. La Administración siempre tiene que actuar con diligencia, pero a día de hoy, después de hablar mucho, aún no se ha presentado nada. La empresa pide diligencia con respecto a una solicitud que no hizo.Y como no lo ha hecho, no podemos hacer otro pronunciamiento. En todo caso, si hay solicitud, seguro que se atenderá a los criterios de los que ya hemos hablado: mantener actividad industrial y los empleos", zanjó Rueda.

Cambio en la concesión

Poco después de realizar estas declaraciones, el consejero delegado de Ferroglobe, Pedro Larrea, anunció que en "corto plazo" hará una solicitud formal a la Xunta para que dé luz verde al cambio de concesión que permita la venta de las centrales hidroeléctricas en A Costa da Morte. En una entrevista en la Radio Galega, Larrea señaló que aguarda que el Ejecutivo autonómico acceda a esta autorización por "interés de todos".

Y es que, como recordó, de los 200 millones en inversiones de Ferroglobe en toda España que irían ligadas a la venta de las centrales, más de 100 millones acabarían en Galicia. Entre otras inversiones previstas están los 28 millones para la construcción de un nuevo horno y otras mejoras productivas en Cee-Dumbría, además de 9 millones para una planta de carbón vegetal también en la Costa da Morte. A esto se une la promesa de la puesta en marcha de una fábrica de silicio solar en Sabón.