Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, durante la conferencia que pronunció en la primera jornada del Mobile World Congress (MWC), en Barcelona, en febrero. EFE/Alberto Estévez

Telefónica y Vodafone firman un acuerdo histórico

stop

Telefónica permite que Vodafone pueda acceder a su red de fibra óptica, lo que lleva al operador británico a lograr un importante ahorro en inversiones

Economía Digital

Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, durante la conferencia que pronunció en la primera jornada del Mobile World Congress (MWC), en Barcelona, en febrero. EFE/Alberto Estévez

Hemeroteca

Telefónica Vodafone

Barcelona, 16 de marzo de 2017 (17:49 CET)

El mapa de las telecomunicaciones en España ha dado un giro inédito: Telefónica y Vodafone han firmado un acuerdo por el cual el operador británico podrá acceder a la red de fibra óptica de la empresa española.

Por medio de este acuerdo, Vodafone puede completar rápidamente su mapa de redes en el territorio español, para ofrecer los servicios de banda ancha ultra rápida y de televisión, y así aumentar la oferta de paquetes convergentes a sus potenciales clientes.

Vodafone podrá acceder a la red de fibra en las zonas reguladas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que se consideran como zonas no competitivas; como en los 66 municipios más importantes de España, que concentran al 35% de la población. Además, el operador logra un importante ahorro en inversiones, que ahora podrá destinar a otros ámbitos como la televisión de pago o mejorar su cobertura de red móvil.

El acuerdo eclipsa a Orange y los otros operadores

Este acuerdo no es exclusivo y Telefónica podría replicarlo con otros operadores. Pero esta alianza estratégica deja en un pie de desigualdad a Orange y a los otros operadores más pequeños, que ven cómo Vodafone amplía sus prestaciones de un día para el otro.

Vodafone, que cuenta con 9,5 millones de abonados, ha tenido un gran salto cuando adquirió a Ono, lo que le permitió incrementar su cartera de clientes y su red de fibra óptica. Esta movida obligó a Orange a ir a la caza de Jazztel, y logró que su red llegue a nueve millones de personas.

Sin embargo, ni la británica ni la francesa pueden hacer sombra a Telefónica, que tiene una cartera de 16,4 millones de clientes. Su presidente, José María Álvarez-Pallete, afirmó que hay que fomentar la compartición de infraestructuras en Europa como una vía para conseguir "que se liberen recursos" para innovación.