Inditex abrirá en Madrid el Zara más grande del mundo. En la imagen, la 'flaghship' de la marca en A Coruña, recientemente estrenada.

La ropa reciclada une a Inditex, el MIT y las universidades gallegas

stop

Inditex destina medio millón de euros a programas de investigación en tecnologías para la obtención de nuevas fibras textiles

Pablo Barro

Inditex abrirá en Madrid el Zara más grande del mundo. En la imagen, la 'flaghship' de la marca en A Coruña, recientemente estrenada.

Hemeroteca

Inditex

A Coruña, 15/03/2017 - 05:00h

Cerrar el ciclo de vida del producto se ha convertido en una obsesión para Inditex. Por este motivo, la compañía fundada por Amancio Ortega impulsa desde finales de 2016 varios programas de investigación en el desarrollo de tecnologías para la elaboración de nuevas fibras textiles a partir de prendas recicladas en colaboración con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y las universidades de A Coruña, Santiago y Vigo.

El objetivo de esta iniciativa, que cuenta con una dotación presupuestaria de 500.000 euros en tres años, es obtener nuevos materiales que, por un lado, contribuyan a reducir en su producción el empleo de químicos y agua y, por otro, sean susceptibles de reutilizarse una vez finalizada su vida útil. La intención de la empresa es que, en los próximos ejercicios, todas sus enseñas tengan entre un 5 y un 10% de sus colecciones realizadas a partir de materiales sostenibles –bajo el sello Join Life–, algo de lo que en la actualidad solo pueden presumir Zara y Oysho.

 La intención de Inditex es que todas sus enseñas tengan entre un 5 y un 10% de sus colecciones realizadas a partir de materiales sostenibles

Inditex sigue avanzando en este campo. La compañía textil, después de desarrollar el Tencel, una fibra creada a partir de madera de bosques sostenibles, ha vuelto a apostar por la empresa austriaca Lenzig para crear Refibra, un nuevo tejido reciclado de alta calidad que sigue el mismo proceso que el Tencel, pero que se obtiene de la combinación de los residuos de algodón que genera Inditex y, nuevamente, fibras de madera.

Otros eslabones de la cadena

En todo este proceso de upcycling, pensado para la obtención de tejidos con la misma calidad que uno nuevo a partir de otros reciclados, juegan un papel fundamental Koopera, impulsada por la ONG Cáritas, e Hilaturas Ferré, con sede en Alicante.

La primera tiene un acuerdo con Inditex para instalar contenedores en sus tiendas y a pie de calle para la recogida de ropa usada. De momento, la aportación de los establecimientos es testimonial, con 180 toneladas de un total de 25.000 recogidas. No obstante, esta cifra supera las 10.000 toneladas si se tienen en cuenta las piezas de ropa depositadas en todo los contenedores instalados con la ayuda de la firma textil.

En sus tres plantas, Koopera clasifica la ropa en función de su estado, de tal forma que puedan reutilizarse las que estén bien, y destinar a reciclaje el resto. Con el producto que obtienen, empresas como Hilaturas Ferré, con más de 70 años de experiencia, elabora los hilos sostenibles con los que se configuran los nuevos tejidos. Las mejoras tecnológicas implementadas en los últimos años permiten a esta empresas ofrecer una materia prima que garantiza entre cinco y seis ciclos de vida a cada una de las prendas que con ella se elabora, con el consiguiente ahorro de recursos –agua y químicos, fundamentalmente– y mejora de la calidad medioambiental, que es, a la larga, lo que todas estas iniciativas persiguen.