stop

Reganosa logra que el Supremo le dé la razón frente al Ministerio de Industria, Naturgas y Redexis, controladas por los grandes bancos norteamericanos

X.R.M.

Reganosa tumba en el Supremo la orden de retribución de las actividades reguladas del sector gasista. En la imagen, buques descargando en Reganosa / Reganosa

Hemeroteca

Reganosa

en A Coruña, 04/04/2017 - 05:00h

Pica alto Reganosa. El equipo jurídico de la planta de gas de Mugardos, curtido en mil conflictos en los tribunales, ha optado por echar un pulso a varios gigantes del sector. Y lo ha ganado. La regasificadora controlada por el Grupo Tojeiro y participada por la Xunta ha logrado que el Supremo le dé la razón frente al Ministerio de Industria, en un recurso contencioso en el que también eran parte demandada dos actores principales del negocio del gas. Y, detrás de ellos, la gran banca norteamericana.

Reganosa entabló en febrero de 2015 un litigio que ahora se resuelve a su favor, con sentencia del pasado 16 de marzo y fallo de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo. Enfrente no solo tenía al Estado, por una orden de establecía la retribución de las actividades reguladas del sector gasista, que ahora invalida el alto tribunal.

Los grande bancos

La embestida contra la norma se sustanciaba contra otras dos compañías que se encargan de la distribución de gas, controladas por dos gigantes multinacionales. Así, la demanda iba dirigida contra Naturgas Energía Distribución SA y Redexis Gas SA. Detrás de Naturgas se encontraba hasta este año la portuguesa EDP, que el pasado mes de marzo anunció la venta de la compañía por unos 2.600 millones a un consorcio en el que se encuentran JP Morgan Asset Management, Abu Dhabi Investment Council, y Swiss Life Asset Managers.

El Supremo anula la orden de retribución de las actividades reguladas del sector gasista que perjudicaba a Reganosa

Naturgas era hasta ahora la empresa subsidiaria de EDP para la distribución de gas en España, y cuenta con más de un millón de puntos de suministro de gas natural y de gas propano licuado, localizados en País Vasco, Cantabria, y Asturias.

También socios

El otro enemigo contra el que cargaba Reganosa en su recurso, Redexis, estaba vinculado hasta 2013 al Grupo Endesa. Ese año, Goldman Sachs Infrastructure Partners adquiere el control de la Compañía que cambia su denominación social a Redexis Gas SL.

Un año más tarde, a finales de 2014, firmó un acuerdo con Naturgas Energía Distribución S.A. para la compra de la compañía Gas Energía Distribución de Murcia (ahora Redexis Gas Murcia, S.A.), así como de otros activos de distribución de gas natural en Murcia, Extremadura, Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla y León.

El lío de las retribuciones

Reganosa litigó contra el Ministerio de Industria y contra ambas compañías por una orden por la que se establecía la retribución de las actividades reguladas del sector gasista para el segundo período de 2014. Para la compañía de Mugardos, sus intereses se veían socavados con el desarrollo y plazos que establecía dicha orden.

Reganosa explicaba en su recurso que la tasa de retribución financiera constituye uno de los parámetros retributivos, el cual debe fijarse para todo un período regulatorio sin que pueda modificarse durante el mismo. Para la sala del Supremo, la solución al entuerto fue sencilla, ya que en la sentencia mantiene que "la cuestión planteada por la demandante ha sido ya examinada y resuelta por la sentencia de esta Sala de 11 de febrero de 2016, sobre la orden por la que se establecen los peajes y cánones asociados al acceso de terceros a las instalaciones gasistas y la retribución de las actividades reguladas". El Supremo declara la nulidad de dicha orden, la recurrida por Reganosa, en lo que respecta al procedimiento de cálculo de la tasa de retribución financiera.