stop

Povisa, el mayor complejo hospitalario privado de Galicia, reduce capital para enjugar las pérdidas del último ejercicio

A Coruña, 09 de abril de 2017 (05:00 CET)

Los números no dan y Povisa tiene que tirar de capital para cubrir sus pérdidas. El centro privado propiedad de Nosa Terra XXI, que en 2015 declaró unos números rojos cercanos a los cuatro millones de euros, acaba de acometer una reducción de 626.615,73 euros equivalente al 10% de su capital, que se sitúa tras esta operación en los 6,1 millones de euros

Desde la compañía indican que este movimiento responde a una “amortización de autocartera”, es decir, a una operación para reducir el número de títulos de la sociedad y paliar con ello el efecto descapitalizador sobre el patrimonio de la empresa.

Povisa: en 2015 declaró unos números rojos cercanos a los cuatro millones de euros

Al margen de las pérdidas, aunque directamente relacionado con ellas, Povisa sigue luchando por arañar clientes en el área sanitaria de Vigo. Concretamente en la propia ciudad y en las comarcas de O Morrazo y Val Miñor, donde los ciudadanos pueden escoger entre el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo –que incluye los hospitales Meixoeiro y Álvaro Cunqueiro– y Povisa como su centro de salud de referencia.

El pasado mes de noviembre, fecha en la que todos los años se realiza esta modificación, Povisa tramitó 2.457 peticiones de cambio a este hospital. De ellas, 2.016 corresponden a personas que cumplen los requisitos establecidos por el Sergas para el cambio, que en muchos casos está motivado por el descrédito de la sanidad pública en el área de Vigo, fundamentalmente por el mal arranque del Cunqueiro.

Aportación de la Xunta en máximos

Con estas incorporaciones, el centro –en virtud del nuevo concierto con el Servicio Galego de Saúde, por el que el Sergas paga por cada paciente que tiene a su cargo– estará más cerca del límite pactado, que se sitúa en las 139.000 personas y que supondría unos ingresos de 75 millones de euros para el hospital.

Esta suma, que incrementaría en un millón de euros la percibida en 2015, servírá en parte para compensar la pérdida de clientes privados. El servicio público de salud es claramente su principal fuente de ingresos, después de que en los últimos años el hospital perdiese una cuarta parte de su negocio con las aseguradoras privadas.