stop

La constructora de Villar-Mir asegura que no ha hallado actuaciones ilícitas tras una investigación interna

Barcelona, 30 de abril de 2017 (13:55 CET)

OHL afirma que no ha cometido irregularidades en la Operación Lezo, el caso de presunta corrupción en la gestión del Canal de Isabel II. La constructora de la familia Villar-Mir ha realizado una investigación interna, y en ella concluye "la inexistencia de conductas irregulares o ilícitas" por parte de la compañía.

Según la empresa, tan pronto supo de este caso "puso en marcha, a través de sus direcciones de Auditoría Interna y de Cumplimiento, un proceso de análisis" para comprobar varios hechos.

El primero es si se había realizado alguna transferencia desde el grupo que se pueda corresponder con la de 1,4 millones supuestamente efectuada en una cuenta en Suiza de la que era titular una sociedad denominada "Lauryn Group".  Esta cantidad, según la investigación judicial, se correspondería con el presunto pago de una comisión de 1,4 millones al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

OHL asegura que no hay evidencias de irregularidades en el contrato de la línea a Navalcarnero

El segundo hecho era si había "algún indicio o sospecha de irregularidad" en el procedimiento de licitación y adjudicación del contrato de concesión de la línea ferroviaria que había de unir las dos localidades madrileñas de Móstoles Central y Navalcarnero. La constructora también ha analizado las relaciones comerciales que eventualmente pudieran existir entre OHL con Lauryn y con el empresario Adrián de la Joya, que es investigado por el juez Velasco.

En ambos casos, OHL asegura que en su investigación no han hallado evidencias “de conductas irregulares o ilícitas por parte de la compañía”. Cuando tengan las conclusiones finales, las remitirán al juzgado, indicó la constructora en un comunicado.

El titular del Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco,  había citado como imputado en la operación Lezo al dueño de la constructora Juan Miguel Villar Mir. Por este caso había sido detenido el yerno de Villar-Mir y consejero de OHL, Javier López Madrid. El directivo quedó en libertad gracias al pago de una fianza de 100.000 euros, después de declarar ante el magistrado.