stop

El Concello de Vigo concedió contratos por valor de 15 millones en 2016, frente a los 7,9 millones de A Coruña, que provocaron las críticas de los constructores

Rubén Rodríguez

Abel Caballero y Xulio Ferreiro, en el primer encuentro institucional entre un alcalde de Vigo y otro de A Coruña en 25 años / EFE

en A Coruña, 16 de mayo de 2017 (05:00 CET)

El Concello de Vigo adjudicó en 2016 obras por valor de 14,9 millones, convirtiéndose en el ayuntamiento gallego con más fondos destinados a obra pública. La cuantía alcanzada en los contratos supera la que tendrían conjuntamente Santiago, Lugo, Ourense, Ferrol y Pontevedra, algo no tan inhabitual si se tiene en cuenta la diferencia de presupuesto entre los municipios. El de Santiago, por ejemplo, es menos de la mitad del de Vigo.

El volumen de adjudicaciones en tierras olívicas se disparó a última hora, cuando el equipo de Abel Caballero encargó a Copasa una obra de 5,5 millones para la reforma de la grada de Río en Balaídos. Esta actuación convirtió a la constructora ourensana en la mayor contratista del Concello el año pasado. El alcalde proclamó “la mayor adjudicación pública hecha este año en ningún estadio de Europa".

La obra pública de Marea Atlántica

La autoestima de Caballero, de lo más infructuosa a juzgar por la posterior determinación de Carlos Mouriño de llevarse el Celta lejos de Vigo, tenía un correlato en A Coruña, donde los constructores se quejaban de lo que a su juicio constituía una paralización de la obra pública en la ciudad herculina, no solo por el lento ritmo de las licitaciones, sino también por la cancelación de obras como la de la cubierta de Riazor que había dejado el Ejecutivo de Carlos Negreira y que Dragados desistió de construír al considerar el proyecto inviable.

Lo cierto es que a lo largo de 2016, el Gobierno de Marea Atlántica adjudicó 7,9 millones en obra pública, prácticamente la mitad que en Vigo, según consta en los datos recopilados por la Federación Gallega de la Construcción. Llama la atención la distancia si se tiene en cuenta que los presupuestos de los ayuntamientos son similares. Para el ejercicio pasado fue de 225,9 millones en la ciudad olívica y de 244,5 millones en la herculina.

Vuelven las empresas señaladas por el PP en la etapa de Losada

La empresa más beneficiada, con un contrato de 2,6 millones, fue Construcciones Manuel Rivas Boquete, seguida de Erfinco y Malvecin (1,3 millones cada una). Estas tres contratistas fueron objeto de fiscalización por parte del PP de Carlos Negreira durante la etapa de Javier Losada en la alcaldía. Los populares llegaron a remitir documentación a la Fiscalía criticando adjudicaciones “a dedo” del regidor socialista. La denuncia fue archivada.

La Asociación de Empresarios de la Construcción de A Coruña lamentó, además de las cancelaciones de proyectos en marcha, la diferencia de volumen de obra contratada, que en la etapa de Negreira llegó a alcanzar 19,4 millones, y en tiempos de Losada superar los 30 millones.

Sin embargo, la ausencia de grandes actuaciones menguó decisivamente el valor de las adjudicaciones de Marea Atlántica, aunque no más que las del resto de ciudades gallegas. De hecho, de no ser por el contrato adjudicado en diciembre en la grada de Río, Vigo estaría en un nivel similar.

A Coruña supera a todas las ciudades, menos a Vigo

En la comparativa con el resto de urbes también va por delante. En Santiago, con un presupuesto que está en torno a los 100 millones, se adjudicaron 4,5 millones en obras, siendo la principal contratista Oviga Obras y Viales.

En Pontevedra, el equipo de Miguel Anxo Fernández Lores adjudicó solamente cinco obras por valor de 2,5 millones. El mayor contrato se lo llevó Civis Global, aunque no llegaba al millón de euros. En Ourense todavía fueron menos, cuatro obras por valor de 1,3 millones en la única ciudad gobernada por el PP.

En Lugo se adjudicaron algo más de dos millones repartidos en 64 contratos, mientras que en Ferrol fueron 51 actuaciones por un valor conjunto de 1,7 millones, según los datos de la patronal gallega, que aclara que las obras recogidas son las que su apertura de plicas tuvo lugar entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016.