De izuierda a derecha, Luis Fernández Somoza, Felipa Jove y José María Castellano

Fernández Somoza y Sandra Ortega lideran las sicavs de las grandes fortunas gallegas

stop

Luis Fernández Somoza, con 221 millones, y Sandra Ortega, con 293 millones, manejan las dos sicavs más voluminosas y las que más han crecido en el trimestre

en A Coruña, 13 de mayo de 2017 (05:00 CET)

Las grandes fortunas gallegas manejan a través de una quincena de sicavs un patrimonio de casi 800 millones de euros. La cuantía se ha reducido considerablemente en el último año a causa de la desaparición de las sociedades de inversión de capital variable de Manuel Jove, el dueño de Inveravante, que decidió transformar Doniños y Bourdet y trasladar su domicilio, ahora ubicado en A Coruña. Y también a causa de la retirada de capital que realizó Sandra Ortega en diciembre del año pasado por valor de 130 millones.

Las dos operaciones provocaron que el patrimonio manejado por las sicavs de las fortunas gallegas mermara en 174 millones, si se tiene en cuenta que Doniños manejaba más de 32 millones y Bourdet contaba con un patrimonio de 12 millones. A comienzos del año pasado, las 17 sociedades más conocidas gestionaban un capital que superaba con holgura los 900 millones de euros, mientras que el patrimonio de las 15 actuales, descontadas las de Jove, se queda a las puertas de los 800 millones. Concretamente, suman un patrimonio conjunto de 780 millones.

Caída en España

La dinámica no es muy distinta a la seguida en el resto de España, donde la incertidumbre respecto a la reforma regulatoria de estas sociedades y los posibles cambios en su régimen fiscal han provocado un parón en la constitución de sicavs y un buen número de transformaciones en las ya existentes.

Según los datos de Inverco, la Asociación de de Instituciones de Inversión Colectiva, el patrimonio de las sicav en España descendió el año pasado en más de mil millones, siendo la primera caída registrada en el último lustro.

Sicav por sicav

Sin embargo, el primer trimestre del año fue de crecimiento para algunas de las más importantes sicavs vinculadas a fortunas gallegas. La más voluminosa la heredó Sandra Ortega de la fallecida Rosalía Mera. Soandres, gestionada por JP Morgan, cerró el primer trimestre del año con un patrimonio de 293 millones, ocho más que tres meses antes. En todo caso, es una cifra muy inferior a los 410 millones con los que arrancó 2016 debido a que en diciembre decidió realizar una importante retirada de capital.

Tras Sandra Ortega se sitúa Luis Fernández Somoza, el expresidente de Azkar, que también ha visto como sus sicavs engordaban durante los tres primeros meses del año. Currelos pasó de 107 a 110 millones y Guntín de 105 a 111 millones de patrimonio en este periodo.

Casi todas las sicavs de las fortunas gallegas crecieron en el trimestre, con la destacada excepción de Brunara, la sociedad vinculada a la vicepresidenta de Inveravante, Felipa Jove. Experimentó una caída del 11,8% en su patrimonio, que se quedó en los 109,2 millones a cierre de marzo.

El cuarto empresario gallego con más predilección por estos instrumentos de inversión es Modesto Rodríguez, histórico compañero de fatigas de Jove y propietario de Fincas del Noroeste. Maneja tres sicavs, Cibran, Moterfin y Solainainvest, con un patrimonio conjunto de 90,1 millones. Las tres aumentaron patrimonio durante el primer trimestre.

El resto de sicavs de los ricos gallegos son de menor tamaño y han tenido un comportamiento dispar. La de José María Castellano, expresidente de Novagalicia, se situó en los 6,2 millones de patrimonio, con un ligero ascenso. La del consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, acabó el trimestre con 3,3 millones de patrimonio, perdiendo 600.000 euros desde el arranque del año.

El matrimonio formado por Dolores Ortega y Juan Carlos Rodríguez Cebrián vio como Silleiro y Vivero reducían sus fondos, quedándose la primera en los 18,8 millones y la segunda en los 20 millones.También vinculada a la familia, Josefa Ortega, hermana del funador de Inditex, maneja Jogami y Escaribel, la primera con un patrimonio de 7,6 millones y la segunda de 5 millones.

Finalmente, Albero Cartera, vinculada a la familia Domínguez, fundadora de Textil Lonia y Bimba y Lola, mantuvo su patrimonio en los 4,3 millones. Una rama de la familia Freire, dueños de la siderúrgica Megasa, controlan la sicav Tietar deInversiones, con un patrimonio de 9,9 millones.