La gran empresa busca jefes digitales por 100.000 euros y no los consigue

stop

Las grandes compañías españolas buscan ejecutivos para crear modelos de negocios digitales con experiencia y sueldos elevados pero a veces tienen que traerlos

David Placer

Feria Europea del Empleo Digital, celebrada este viernes en Madrid.
Feria Europea del Empleo Digital, celebrada este viernes en Madrid.

en Madrid, 27 de mayo de 2017 (06:00 CET)

Se buscan jefes digitales que creen nuevas estructuras de negocio, jefes de marketing digital o jefes de comercio electrónico. Salario medio anual: entre 50.000 y 200.000 euros con condiciones laborales flexibles y probablemente mejores que el resto de ejecutivos de la empresa.

Las grandes compañías de alimentación y moda los buscan casi a la desesperada, pero no los consiguen. Tardan hasta seis meses en encontrar los candidatos adecuados y a veces se ven obligados a contratarlos en otros países.

“Una farmacéutica buscaba a un analista digital con experiencia y tardamos seis meses. Intentamos dar con el perfil y no pudimos. Al final, tuvieron que formar una persona de forma interna para el puesto”, explica Sylvia Taudien, fundadora de Digital Advantage, un head hunter dedicado a buscar talento digital para las grandes compañías.

La consultora es la primera en España en especializarse en perfiles digitales y trabaja para grandes empresas como supermercados Lidl, Bayer, Desigual, Inditex, Banco Sabadell, RBA e, incluso, la filial de Airbnb en España. En algunos casos, las compañías han tenido que recurrir al talento en otros países pero no todas lo consiguen.

Los perfiles calificados rechazan altas sumas de dinero cuando consideran que la empresa "no es sexy"

Por ser un colectivo escaso, los perfiles de altos profesionales digitales no están dispuestos a irse a cualquier empresa. Están encantados de que los head hunters los busquen, pero es frecuente que rechacen ofertas de 70.000 u 80.000 euros por considerar que la compañía no es “suficientemente sexy”.

¿Qué hace un profesional digital?

Un jefe digital, o chief digital officer, es el perfil más valorado dentro de los nuevos cargos profesionales que están en auge en todo tipo de empresas. Deben tener experiencia en grandes multinacionales y haber trabajado en proyectos digitales.

No sirve un emprendedor por mucho éxito que haya tenido con su start-up porque debe saberse mover en las empresas y convencer a los directores financieros y a los propios consejeros delegados sobre los giros estratégicos que debe dar la compañía para modernizarla.

Este perfil se retribuye en el mercado entre 100.000 y 200.000 euros anuales. Un experto en comercio electrónico alcanza entre los 80.000 y los 120.000 euros al año mientras que los responsables de marketing digital obtienen entre 50.000 y 70.000 euros

“Son trabajos vitales para una compañía. Una responsable de marketing de una gran empresa española se negaba que la empresa entrase en las redes sociales y finalmente terminó siendo despedida”, explica la fundadora junto a las co-fundadoras Joana Sánchez y Mireia Ranera. 

Las fundadoras del head-hunter especializado en perfiles digitales, Digital Advance.

Las fundadoras del head hunter especializado en talento digital, Indigital Advantage.

Las empresas a veces reciben con estupefacción las negativas de los candidatos. Rechazan elevadas ofertas económicas porque no sólo les atrae el dinero. Quieren trabajar con otros parámetros, con ambientes ilusionantes y los viernes libres.

La situación también se repite en las ferias de empleo digital donde multinacionales de la informática acuden para buscar programadores, expertos en bases de datos o analistas de big-data. Casi nunca tienen éxito en la búsqueda de profesionales con experiencia. Ellos viven en un mundo paralelo a la España de los cuatro millones de parados, donde nunca les falta trabajo y se dan el gusto de rechazarlo.