Pedro Larrea explicó a los sindicatos nacionales la delicada situación económica por la que atraviesa la empresa

Los ingresos de Ferroatlántica en España se desploman

stop

Ferroatlántica vio como sus ingresos se reducían a la tercera parte en 2016 por la caída de los precios

Economía Digital Galicia

Pedro Larrea explicó a los sindicatos nacionales la delicada situación económica por la que atraviesa la empresa

Hemeroteca

Ferroatlántica

A Coruña, 12 de abril de 2017 (13:59 CET)

Ferroatlántica está en una situación delicada, y así se lo ha hecho ver a los responsables sindicales con los que el pasado sábado firmó un acuerdo que desbloquea la venta de las centrales hidroelécticas y que tiene como finalidad sanear las finanzas del grupo para realizar inversiones que mejoren sensiblemente su competitividad.

Según indicó la empresa, las pérdidas –alrededor de 160 millones de dólares– se deben en gran medida a los bajos precios de la producción en el mercado. Las toneladas vendidas el año pasado apenas variaron, pero la cantidad que se pagó por las mismas descendió entre 200 y 300 euros por tonelada.

Ferroatlántica: la venta de las centrales es la única salida para sanear las cuentas del grupo

Esta situación pasó factura al negocio en España donde, apuntan, la división de energía no contribuye prácticamente nada, a diferencia de años atrás, cuando el autoconsumo no estaba penalizado. De hecho, mientras en 2015 la compañía facturó 34 millones de euros, de los cuales 6 corresponden al negocio de generación eléctrica y los 28 restantes al de ferroaleaciones, en 2016 la cuantía se redujo a la tercera parte, 12 millones de los que solo 2 procedieron de las centrales.

La sequía que padece Galicia en este arranque del año, que provoca que los saltos de los ríos Xallas y Grande estén funcionando a bajo rendimiento, podría agravar aún más esta situación en 2017.