Indra decidirá si recorta plantilla en Tecnocom después del 7 de abril

stop

Los trabajadores de Tecnocom exigen conocer los planes de Indra en materia de empleo y anuncian que no consentirán nuevos recortes de plantilla

Indra esperará a que se cierre el periodo de canje para decidir si absorbe y extingue Tecnocom

A Coruña, 29/03/2017 - 05:00h

El 13 de marzo, la CNMV aceptó los términos de la OPA de Indra sobre el 100% de Tecnocom, una operación que cuenta también con el visto bueno de las juntas de accionistas de ambas compañías pero que deja muchas incógnitas sin resolver entre los trabajadores. Esas incertidumbres, sobre todo las que afectan a las condiciones laborales y al empleo, quedarán resueltas a partir del próximo 7 de abril, fecha en que concluye el periodo de canje de acciones. Hasta entonces no se sabrá qué porcentaje se quedará Indra. Si supera el 87% de Tecnocom, ya ha informado de que procederá a absorber la compañía y extinguirla.

Será, pues, después de Semana Santa, con el futuro algo más despejado, cuando los sindicatos de Tecnocom exijan a Indra el inicio de una reestructuración “ordenada y pausada que no afecte al empleo”, como apunta Javier Valiente, secretario general de la sección sindical de CCOO en Tecnocom, ya que ambas empresas vienen de completar sendos expedientes de regulación de empleo que han afectado a cerca de 2.000 personas en los últimos años.

Sin plan estratégico de empleo

Lo que se les ha transmitido hasta ahora es que no va a haber grandes movimientos de personal, “pero todo esto está cogido con pinzas, porque no tenemos ningún documento que lo certifique”. En este sentido, Valiente recuerda que la propia Indra asegura que no existe un plan estratégico definido en esta materia. Sin embargo, se ha producido una filtración que habla de una previsión de 500 despidos. “Aquí no dicen ni quinientos, ni cien, ni mil. No te aseguran nada. Estamos ciegos”, lamenta el representante de Comisiones Obreras.

La propia Indra asegura que no existe un plan estratégico definido en esta materia. Sin embargo, se ha producido una filtración que habla de 500 despidos.

Desde Indra, la representación sindical les transmite que lo más probable es que haya movimientos por actividad, lo que podría afectar al centro de A Coruña, donde trabajan unas 700 personas, en un alto porcentaje para Abanca, cliente y accionista mayoritario de Tecnocom. La dirección, por su parte, reconoce que no va a haber duplicidades, aunque en sus planes está acometer una importante inversión para mejorar la gestión de proveedores y personal –fundamentalmente en las áreas comercial de dirección y de producción–, con el objetivo de, en el plazo de dos años, pasar a ganar 30 millones más por ejercicio.

“Dado lo avanzado de la operación queremos saber qué va a pasar con las plantillas y los convenios –Tecnocom tiene un convenio de empresa– y certidumbre para que la transición sea tranquila y ordenada. También para que la gente vea esta operación como una oportunidad, no como una amenaza, que es lo que parece al negarse Indra a desvelar sus planes”, insiste Valiente. Por este motivo, el sindicato ha organizado asambleas en los distintos centros de Tecnocom “para visualizar el sentimiento de temor ante falta de noticias que den certidumbre”. El siguiente paso será exigir a Indra que emita comunicado con un compromiso claro de mantenimiento de condiciones y empleo. La respuesta, en cualquier caso, a la vuelta de Semana Santa.