La batalla entre Estrella Galicia y Mahou no se reduce solo a los toldos de las cervecerías

Fuego cruzado entre Estrella Galicia y Mahou en A Coruña y Madrid

stop

Estrella Galicia y Mahou libran una contienda para tratar de arrebatar cuota de mercado a su rival en su respectivo territorio de referencia: A Coruña y Madrid

Economía Digital Galicia

La batalla entre Estrella Galicia y Mahou no se reduce solo a los toldos de las cervecerías

Hemeroteca

Estrella Galicia

A Coruña, 23 de abril de 2017 (07:30 CET)

Tanto Estrella Galicia como Mahou San Miguel son dos cerveceras bien asentadas en sus respectivos territorios, Galicia y Madrid, donde controlan una gran parte del mercado. Sin embargo, en los últimos años, la estrategia de ambas compañías ha cambiado radicalmente, hasta el punto de que se puede hablar de una batalla por arañarle mercado al rival en su propio territorio.

Quizá la más agresiva en estas lides ha sido la compañía del grupo Hijos de Rivera, ya que hace tan solo una década su presencia fuera de su comunidad de origen era prácticamente testimonial. Encontrar Estrella Galicia en cualquier superficie de distribución del centro peninsular, o un bar en el que poder disfrutar de una cerveza 'premium' de la firma gallega, era casi misión imposible. Mahou, por el contrario, debido a que desde su nacimiento tuvo vocación nacional, fue siempre fácil de localizar en cualquier supermercado, lo mismo que San Miguel, otra de sus marcas, y, aunque escasos, tampoco resultaba complejo dar con un bar en el que trabajasen con esta marca.

Hace una década, Estrella Galicia apenas tenía presencia fuera de su comunidad 

Sin embargo, en 2010, como reconoce Ignacio Rivera, consejero delegado de Hijos de Rivera “empezamos a soñar con abarcar la geografía española”. Y parece que lo van consiguiendo, ya que cada vez son más los bares en los que se puede degustar una Estrella Galicia. Ahora su apuesta pasa por liderar el sector 'premium' y por la cerveza de bodega, que pretenden convertir en clave de su consolidación y por la que están apostando “a lo bestia”, sobre todo en la zona sur.

Cervecerías bandera

Mientras Estrella Galicia rompía fronteras, Mahou trató de hacerse un hueco en casa del enemigo, pero sin demasiado éxito. Montó una gran cervecería en A Coruña, donde la firma gallega tiene su sede, a muy pocos metros de La Cervecería, un enorme local ubicado en los terrenos de la fábrica primigenia de Cuatro Caminos que despacha la friolera de 1,5 millones de cañas al día (500.000 litros en una ciudad que no alcanza los 300.000 habitantes). No tuvo éxito, y ahora ese bajo luce el logotipo de Estrella Galicia, que defiende con uñas y dientes las plazas estratégicas de la ciudad, y que también ha hecho sus incursiones en Madrid con cervecerías 'bandera' en la Gran Vía y La Moraleja.

A pesar de este fracaso, Mahou no deja de intentarlo. Como reconoce el presidente de la Asociación de Hosteleros de A Coruña, Héctor Cañete, “Mahou ofrece mejor precio y apoyo; en eso es más agresiva”, una política que, como apunta, responde a su necesidad de arañar cuota de mercado. En este sentido, al igual que hizo Estrella Galicia en Madrid, la cervecera madrileña también compite con obsequios. Dona toldos y terrazas y, según confirman hosteleros, regala algún barril.

Otra estrategia que suelen emplear es la de aprovechar que un hostelero hace reformas para tratar de incluirlo en su cartera. Pero Cañete advierte, “Ellos no te dan nada. Te adelantan un rappel de ventas al que tú te comprometes”. De hecho, afirma que hay empresarios que tienen “problemas graves por esta cuestión” cuando no cumplen las previsiones de ventas. “Las cerveceras no son bancos. Cuando te prestan en dinero, te piden un aval que, si no cumples, no te devuelven”, advierte. 

Héctor Cañete: "Las cerveceras no te dan nada. Te adelantan un rappel de ventas al que tú te comprometes"

Además de pelearse con los toldos, la guerra de imagen de ambas cerveceras ha llegado a otros soportes. En el publicitario, un cartel de Mahou recibe a los que llegan a A Coruña por la avenida de Alfonso Molina, la principal vía de entrada a la ciudad, que concluye cerca de otro edificio donde es Estrella Galicia la que anuncia su producto.

Y, no podía faltar el ámbito deportivo. Estrella Galicia es la imagen de los tres principales clubes de fútbol de Galicia (Celta, Deportivo y Lugo), pero Mahou ha estado ágil y le ha metido el dedo en el ojo a su rival convirtiéndose en patrocinador del principal equipo de baloncesto de la ciudad, el Básquet Coruña, que milita en la LEB Oro. Eso sí, Estrella ya tiene su objetivo para contraatacar. “Nuestro foco está en Carlos Sainz”, reconocía Rivera. El piloto madrileño de Fórmula 1 es, pues, uno de los últimos puntos de fricción en esta contienda, pero no el último de esta guerra que ninguna de las dos cerveceras se atreve a reconocer.