Ence gana 39 millones en un entorno de bajos precios de la celulosa y la energía

stop

La compañía pastera ve caer su beneficio un 22,4% en 2016 a pesar del incremento de la producción y las ventas

Instalaciones de Ence en Lourizán

en A Coruña, 27/02/2017 - 19:14h

Los bajos precios de la celulosa y la energía han pasado factua a Ence en 2016. La compañía pastera cerró el ejercicio con un beneficio neto de 38,7 millones de euros, lo que representa una caída del 22,4% con respecto al año anterior. Pero la bajada pudo ser mayor de no ser por el incremento de la producción.

En 2016, Ence vendió 923.408 toneladas de celulosa, un 4,3% más, gracias en parte al aumento de la capacidad de la fábrica de Navia en 20.000 toneladas. Con esta medida, la pastera logró compensar la disminución del 14,9% de los precios medios de venta respecto al mismo periodo de 2015, lo que situó el descenso de los ingresos por ventas en el 11,2%, hasta los 428,8 millones de euros.

También en energía

En el apartado de energía pasó algo similar. Los ingresos por ventas se redujeron un 7,8%, debido a la redución del 4,2% en la producción como consecuencia de la avería de la turbina de Pontevedra en el primer trimestre y de la revisión mayor de las plantas de cogeneración en Navia en los meses de junio y julio. A esto hay que sumar el descenso del 11,5% en el precio medio de venta en 2016.

Con todo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado se situó a cierre de ejercicio en los 138 millones de euros, un 30,8% menos. No obstante, en el cuarto trimestre aumentó un 29,1%, hasta los 42,2 millones de euros, impulsado por los crecimientos en los negocios de Celulosa ( 26,5%) y Energía ( 35,6%). Asimismo, el flujo de caja libre recurrente del grupo se elevó a 110 millones de euros y la deuda financiera neta cerró el año en 218,3 millones de euros, un 9,5% menos que la registrada en 2015. El apalancamiento financiero de la compañía se sitúa así en 1,6 veces.

Por la buena senda

El consejero delegado de Ence, Ignacio Colmenares, destacó que 2016 fue un ejercicio en el que el grupo logró "importantes" avances en el cumplimiento de su plan estratégico, "como pone de manifiesto la fuerte reducción de costes lograda y el adelanto en el cumplimiento del objetivo de crecimiento en el negocio de generación de energía".

Además, Colmenares vaticinó "un buen 2017" dada la recuperación de los precios de la celulosa, que en el inicio de año han repuntado, y el "buen ritmo" en la ejecución de su plan de inversiones.

Dividendo

Por otra parte, el consejo de administración de Ence ha acordado proponer un dividendo complementario de 0,0473 euros brutos por acción con cargo a 2016. Este dividendo, sumado al abonado el 1 de diciembre por importe de 0,032 euros brutos por acción, eleva el dividendo total con cargo al ejercicio 2016 a 0,0793 euros brutos por acción.

Durante 2016, Ence ha destinado 41,3 millones a la remuneración del accionista, un 15,4% más que el año anterior, y un retorno del 6,6% con respecto a la capitalización bursátil a cierre del año.