El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. EFE/Ángel Díaz

El 'banco malo' ningunea a la comisión de cajas

stop

La Sareb deniega información al Parlamento sobre los activos transmitidos por Novagalicia amparándose en “obligaciones de confidencialidad”

en A Coruña, 27 de abril de 2017 (17:30 CET)

La Sareb ha declinado remitir al Parlamento gallego los datos reclamados por la comisión que investiga el desfalco de las cajas sobre los activos traspasados por parte de Novagalicia. El banco malo se creó con la finalidad de absorber el ladrillo tóxico de las entidades nacionalizadas. En esa operación entró Novagalicia, que todavía tiene diversas operaciones realizadas por las cajas pendientes de la resolución de la Fiscalía por posibles hechos delictivos. Traspasó 5.000 millones en activos a la Sareb.

En la reactivación de la comisión que investiga la quiebra de la entidad, el Parlamento solicitó la información relativa a los activos transmitidos. Sin embargo, la Sareb se niega a darla. En su respuesta a la Cámara, justifica su negativa al asegurar que se trata de información que "afecta a personas físicas" y sujeta a las "obligaciones de confidencialidad" recogidas en la ley y en el acuerdo firmado con NCG Banco.

El BNG estudia si presenta una queja formal ante la negativa de Sareb de dar información sobre los antiguos activos de Novagalicia

El BNG ha montado en cólera al conocer la respuesta y ha denunciado que la normativa "no justifica" la negativa de la Sareb a dar a conocer cuestiones de "transparencia mínima". "Es necesario tener ese listado de activos traspasados", ha manifestado la diputada Noa Presas, que ha recordado que "ya pasaron unos años" que "avalan que es necesario arrojar luz sobre esta cuestión para hacerse una idea de cuál fue la dimensión del proceso", ha manifestado.

Además, Noa Presas ha criticado que, con esta negativa, la comisión de investigación sobre las antiguas cajas gallegas "no pueda profundizar" sobre lo que pasó y se tenga que quedar "con la documentación que había".

Ante ello, ha explicado que el BNG valora hacer una queja formal, a la espera de "ver qué va a pasar con alguna de la nueva documentación que se solicitó para ver a donde puede llegar esta comisión".