Una operaria en la fábrica de VW en Wolfsburgo.

EEUU condena a Volkswagen a pagar 4.300 millones por el dieselgate

stop

Volkswagen es sancionada por la venta de casi 600.000 vehículos en EEUU con sus controles de emisiones adulterados

Barcelona, 22 de abril de 2017 (12:10 CET)

La justicia de Estados Unidos ha dado su veredicto: Volkswagen deberá pagar 4.300 millones de dólares por el dieselgate, por el que se vendieron cientos de miles de vehículos con su control de emisiones alterado.

El juez Sean Cox falló que la automotriz alemana es culpable de “conspirar a largo plazo para vender 590.000 vehículos diesel” manipulados. Ya VW se había declarado culpable ante los tribunales de Detroit (EEUU) de los cargos de conspiración para defraudar a los clientes estadounidenses y violar las leyes ambientales, obstrucción de la justicia al destruir documentos relacionados con el escándalo e importación de automóviles con declaraciones falsas.

Dieselgate: Volkswagen tendrá un trato de ‘libertad condicional’ por tres años

Con el dictamen judicial, se conoce a qué corresponde cada parte de la multa: 2.800 millones serán la sanción penal y otros 1.500 millones se aplicarán como pena por la importación y venta de los vehículos en territorio norteamericano y por los cargos fraude aduanero.

Cox también señaló que no se sabe todavía hasta qué nivel del equipo directivo de VW se conocía el fraude y espera que las autoridades alemanas continúen investigando para depurar responsabilidades.

Por ello, la automotriz estará bajo un trato similar a la ‘libertad condicional’, que implicará que durante tres años se someterá a medidas de vigilancia y monitoreo de conductas éticas. Además, se comprometió a cooperar con la investigación sobre los responsables del fraude.