Ferroatlántica espera a que la Xunta dé el visto bueno a la operación de segregación

Los trabajadores de Ferroatlántica en Cee avisan: “La lucha continúa”

stop

El comité, ya sin representantes de CCOO y UGT, advierte a la Xunta de que no permitirá la venta de las centrales

A Coruña, 13 de abril de 2017 (05:00 CET)

Ha sido un movimiento estratégico. Un golpe sobre la mesa para dejar clara su postura. Con la baja de militancia de los siete representantes de CCOO y UGT en señal de protesta por el acuerdo alcanzado entre dirección y sindicatos el pasado sábado, el comité de empresa de Ferroatlántica Cee-Dumbría-Centrales Hidroeléctricas ha querido mandar también un mensaje a la Xunta para avisar de que no permitirá la autorización de la segregación y posterior venta de las centrales de los ríos Xallas y Grande.

“No estamos de acuerdo con el sindicato. Ellos avalaron la venta de las centrales; nosotros no”, afirman desde el comité, al tiempo que aclaran que tienen “una idea totalmente diferente” a lo que defiende el acuerdo, que fia a la venta de las centrales la mejora de la “delicada” situación económica de la empresa.

Ferroatlántica: el comité de Cee no se ve represntado en el acuerdo entre dirección y sindicatos

Lo que tienen claro, y más después de recibir el aval del titular de Derecho Administrativo de la UDC, Carlos Aymerich, es que van a plantar batalla judicial a quien pretenda arrebatarles un patrimonio que consideran propio, y lo harán “de inmediato”, tan pronto se autorice la operación. Ahora juegan con la ventaja de que no dependen de terceros. “Lo único que vamos a hacer es defender los intereses de la comarca”, advierten.

Las cifras no casan

Respecto a los datos proporcionados por la empresa para justificar la necesidad de venta, desde el comité reconocen que los precios del producto han bajado, pero los ingresos son mucho mayores de lo que comenta la dirección, sobre todo teniendo en cuenta la interrumpibilidad. En este sentido, apuntan que la fábrica está produciendo a pleno rendimiento, hasta el punto de que las piezas salen casi bajo pedido, sin estocaje.

Además, informan de que en estos primeros meses del año, la tendencia a la baja del precio se está revirtiendo. De hecho, confían en duplicar en 2017 los ingresos del ejercicio pasado. Respecto a la situación de las centrales, indican que funcionan “con normalidad” a pesar de la falta de lluvias y que están produciendo “a un 30%”, aproximadamente.